viernes 20/5/22
La opinión de
Alberto  Barciela

Alberto Barciela

Málaga, Expo 2027, la era urbana

Barcos Óptimis al fondo y Junco Chino entrando por la bocana malagueña.
Se produce una cierta fascinación entre la ciudad y la palabra. Esta última se asombra de aquella. Estamos ante la definición superada por la realidad, la semántica elogiosa se muestra casi insuficiente. Todo se compensa. Allí, lo grato a la vista se impone en el bienestar sentido. La oportunidad disfrutable surge por doquier, en una terraza, o en un museo, o en un teatro, o en un festival de cine, o en un paseo o en una cita gastronómica. 

Florencio Delgado Gurriarán, letras desde o exilio

Gurriaran
A terra chama o home, rescata ao poeta. A nave do esquecemento convértese en memoria ateigada de arrecendo de vocación política, de compromiso, esencialmente galeguista, de nostalxias pero tamén das distancias forzadas, de evocación necesaria. Florencio Delgado Gurriarán está entre nós para percorrer de novo a Galicia Infinda, editada por Galaxia nunha primeira recalada no país, alá por 1963, esa Galicia que nas súas verbas “é mais que toda a terra”.

Madrid, castiza, cosmopolita, mestiza

Madrid se ubica como la tercera ciudad más barata de Europa occidental para comprar una casa.
Hoy es mayo de Madrid. Goya se cruza con Velázquez, y parecen querer charlar en la esquina de FCN, en donde se reproducen las obras, ya sin el aura del Siglo de Oro, de tantos artistas de vanguardia. La masa alcanza lo excelso por apenas unos euros.

Portugal, el trascendente sosiego de una revolución única

Pocos pueblos han sabido llorar como el portugués. Saben lo que han perdido, como Brasil, como los gallegos con la emigración... pocos más se han derramado con mejor entendimiento. Y entonces el alma se hace melancolía, morriña, nostalgia, lírica, poética, canto, himno, fado, literatura proclamada desde lo hondo, saudade.

Al leer algo queda

Leemos para ser mejores, para entender, para sumar a nuestro saber perspectivas distintas, a veces incluso distantes en lo cultural, en lo geográfico o en lo temporal, pero con la predisposición a avanzar, a través de la belleza expresiva, en laberintos de hallazgos filosóficos o sencillamente estéticos, bordeando los límites del saber humano, exaltándonos con significados requebrantes de lo conocido, sinuosos, atractivos para el ser curioso.

La Vuelta al mundo económico del Turismo

Casa de Cacheiro, una de las primeras casas de Turismo rural. ARCHIVO.
Hablar de profesionalidad, en los medios y en el turismo, es debatir, clarificar, avanzar siempre en el marco del respeto y de  los valores. Una agencia de viajes, un hotel o un periódico o una radio o televisión son empresas, con objetivos económicos, pero también con un afán de servicio público o al público, en el que la vocación se debe unir a la obligación. En esos compromisos está la fidelización de los clientes, de los lectores, de los espectadores, de los turistas. Y en esa línea es en la que entiendo que hemos de encontrar los puntos de coincidencia entre dos sectores que han caminado demasiado en paralelo sin encontrarse con la constancia necesaria.

Parte de guerra desde Bucha

Los muertos en cada batalla, a partir del primero, siempre son demasiados. Las víctimas propenden a crecer de manera exponencial entre estragos, heridas, miseria, pobreza, memorias históricas, monumentos funerarios. Las destrucciones de bienes y culturas colectivos, de proyectos personales han sido inmensas. Los perdedores, los derrotados, tarde o temprano, somos casi todos, lo es la civilización. 

Álvaro Cunqueiro o cómo tomar notas entre manzanas

Hoy evoco a Álvaro Cunqueiro, un ser inspirado que sabía demasiado de sí mismo y de Galicia, del mundo y del trasmundo, de la realidad y de la imaginación, capaz de traspasar límites y desbordar lo evidente. Su escritura alimenta como un pan con aroma de manzanas, de esas “fadas verdes” que inundaban su ambiente de ritos entremezclados, de ires y venires por las palabras meigas, por el requiebro en el meandro, jugando entre tiempos y mundos, entre vivos y vidas paralelas, entre el aquí y el más allá, topándose con sirenas melancólicas -lo que me hace pensar que eran gallegas-, judíos nigromantes, errantes caballeros, hadas, gentes del común o almas luminiscentes.