viernes. 12.07.2024

La ampliación del barrio vigués de San Paio de Navia impulsada por la Xunta dispondrá de grandes espacios destinados a albergar equipaciones y diferentes usos públicos con los que atender las necesidades de los vecinos que se instalarán en las 1.600 nuevas viviendas protegidas previstas en este ámbito.

La actuación supondrá la dotación de más de 20.000 m2 de áreas ajardinadas, espacios de ocio, juego y descanso así como un paseo peatonal y una senda ciclista, diseñadas en la búsqueda de una diversidad funcional adecuada a las distintas necesidades de los usuarios y velando en todo momento por la integración paisajística y la calidad del espacio.

Los trabajos de urbanización en San Paio, divididos en tres fases, incluyen entre otras dotaciones públicas dos parques infantiles. Uno de ellos ocupará una superficie de 635 m2 y estará equipado con ocho elementos de juego adecuados para niños de distintas edades, mesas y bancos para crear zonas de esparcimiento asociadas al parque. En cuanto al otro, de 155 m2 y situado a un lado del paseo peatonal y de una zona reservada la futuras terrazas, contará con cinco elementos de juego fabricados principalmente en madera.

Alrededor de 14.000 m2 se reservan a zonas ajardinadas, procurando la integración de la arbolada ya existente con plantaciones nuevas, y otros 4.200 m2 albergarán plazas públicas y otro tipo de áreas.

Por lo que respecta a las equipaciones de carácter deportivo, la nueva zona residencial también dispondrá de un área de ejercicio biosaludable de 160 m2 y adaptada para usuarios de diferentes edades; un paseo que, junto con las aceras y plazas previstas, conformará una red continua de movilidad peatonal a través del espacio público del barrio y para enlazar las diferentes equipaciones; y un carril bici de 2 km de longitud, que contará con un pavimento similar al empleado en otras sendas ciclistas en desarrollo en la ciudad, de manera que se pueda integrar en una red ciclista de identidad reconocible para los usuarios.

Por último, en relación al mobiliario urbano, se primarán los diseños y materiales respetuosos con el medio ambiente o reciclados y que, a la vez, garanticen su uso y disfrute por parte de los vecinos.

En concreto, las fuentes de agua y los 70 bancos que se distribuirán a lo largo de la urbanización serán accesibles, y en el caso de las áreas de ocio se optará también por mesas adaptadas. Habrá aparca bicicletas, papeleras y sanecans (para depositar excrementos animales), y contenedores reservados a la recogida selectiva de la basura.

A la hora de instalar este tipo de elementos de uso público, además, se tendrá en cuenta que vayan siempre colocados fuera de los itinerarios peatonales, asegurándose de que tengan un espacio libre de obstáculos a su redor.

TRAMITACIÓN

Hace falta recordar que el Instituto Galego da Vivenda e Solo (IGVS) remitió al Ayuntamiento de Vigo a comienzos de mayo toda la documentación relativa a las tres fases en las que se dividirán las obras de urbanización. La ampliación, por lo tanto, está en manos del Gobierno municipal, que tendrá que aprobar inicialmente los proyectos para, de sucesivo, someterlos a exposición pública 30 días, solicitando simultáneamente los informes sectoriales que correspondan.

Una vez recibidos estos informes, la Administración local dispondrá de uno máximo de tres meses para la aprobación definitiva de los proyectos de las fases 1, 2 y 3, paso indispensable para poder licitar las obras. En este sentido, hace falta recordar que la aprobación de la urbanización facultará a la Xunta a llevar a cabo la expropiación de los terrenos que no se pudieron adquirir aún mediante compraventa o permuta.

En el momento en que disponga de todo el suelo necesario, el IGVS procederá a licitar la primera fase de la urbanización. El objetivo de la Xunta es dar este paso después del verano siempre y cuando el Ayuntamiento de Vigo dé luz verde antes a los tres proyectos, por lo que resulta imprescindible que la Administración local agilice al máximo los trámites.

Tras la ejecución de las obras, se podrá iniciar la comercialización de las primeras parcelas con el fin de que empresas y cooperativas se hagan con la titularidad de los terrenos y poder comenzar así la edificación. De hecho, la previsión es que en el último trimestre de este año se publique el primer concurso de venta de suelo, el del polígono 1. En este espacio, con cerca de 27.000 m2 reservados para compensar las permutas realizadas por los propietarios, se ofertarán más de 85.000 m2 en 116 parcelas con la previsión de construir 733 viviendas.

La ampliación del suelo residencial en San Paio de Navia permitirá, la construcción de unas 1.600 nuevas viviendas protegidas en la ciudad de Vigo, lo que supondrá una inversión de 250 millones de euros por parte de promotores públicos y privados sobre una superficie de 265.000 m2 que también acogerá zonas verdes, equipaciones públicas, superficies de uso terciario y más de 1.000 plazas de aparcamiento con el objetivo de que se convierta en un barrio activo, verde y abierto para las familias que decidan asentarse en él.

Más de 20.000 m2 de jardines, áreas de juego y ocio y zonas de descanso conformarán las...