sábado. 25.06.2022

Más de 41.000 aficionados gallegos con licencia vigente comenzaron la temporada de pesca

Belén do Campo enmarca el incremento en más de 4.000 de los permisos tramitados este año en Galicia en una “vuelta a la normalidad” tras dos años marcados por la covid.
Belén do Campo enmarca el incremento en más de 4.000 de los permisos tramitados este año en Galicia en una “vuelta a la normalidad” tras dos años marcados por la covid.

La nueva temporada de pesca en aguas continentales comenzó hoy oficialmente en la mayor parte de los ríos de la Comunidad para los más de 41.000 aficionados gallegos que cuentan este año con licencia en vigor.

Con motivo de la primera jornada hábil para la pesca de la trucha, la directora general de Patrimonio Natural, Belén do Campo, acompañada por el delegado territorial de la Xunta en Lugo, Javier Arias,el alcalde de Outeiro de Rei, José Pardo, el teniente de alcalde de Begonte, Luis Luaña, la entidad colaboradora de pesca Asociación Deportiva Río Ladra y los agentes y vigliantes medioambientales de la zona, visitó esta mañana un tramo del río Ladra a su paso por ambos municipios lucenses, desde donde se refirió a los aspectos más destacados de la campaña 2022.

Así, explicó que, en el caso de la trucha y también con carácter general, la temporada de pesca en Galicia se extenderá hasta el 31 de julio, tal y como figura en la orden publicada el pasado mes de febrero y en la que se recogen las normas que regirán este año para las distintas especies ictícolas de las aguas continentales gallegas.

La directora general subrayó que al igual que la temporada pasada, los lunes serán inhábiles para pescar, excepto festivos nacionales o autonómicos. Los jueves serán hábiles únicamente para la modalidad de pesca sin muerte en todas las masas de agua, excepto el 14 de abril (Jueves Santo), durante el que se podrá ejercer la actividad según la modalidad de pesca autorizada en cada coto.

En cuanto a los datos de la nueva temporada, Belén do Campo subrayó las 41.225 licencias de pesca tramitadas en las cuatro provincias, un dato superior al de 2021 —cuando la cifra fue de alrededor de 37.000 en toda Galicia— y que resulta indicador de la “vuelta a la normalidad” en este sector tras dos años marcados por la covid.

En este sentido, se refirió a los 8.822 pescadores con licencia vigente en toda la provincia de Lugo, a los que les deseó “una buena temporada”, con una mención especial a los aficionados que estaban pescando en la zona durante su visita a los dos márgenes del río Ladra.

Precisamente, la directora general aprovechó su presencia en el río Ladra para destacar la gran riqueza natural de esta zona, incluida dentro de la Red Natura 2000 y también en la Reserva de Biosfera Terras del Miño.

Asimismo, explicó que el Ladra será una de los 50 canales fluviales que se beneficiarán del Proyecto Mil Ríos impulsado por la Xunta gracias a los fondos europeos Next Generation asignados a Galicia para ejecutar iniciativas en materia de biodiversidad. En concreto, la actuación en este río se centrará sobre un tramo de coto sin muerte de 1,8 km de longitud y que abarca algo más de 7 hectáreas.

PERÍODOS Y ESPECIES

Aunque para la trucha la temporada finalizará el 31 de julio, en los cutos con convenio de colaboración se prolongará hasta el 30 de septiembre en la modalidad de pesca sin muerte. En las aguas salmoneras, en las de reo o en las de montaña a temporada comenzará aún el 1 de mayo.

Como norma general se establece la posibilidad de capturar 6 ejemplares al día y por persona, con una talla mínima de 19 centímetros. En cuanto a los engados, son los mismos que los de la temporada pasada.

En el caso del salmón, el período hábil de pesca abarcará desde el 1 de mayo hasta el 31 de julio, pero podrá adelantarse su final en función de las capturas. En los tramos compartidos del río Eo y en los cotos del Ulla, el período finalizará el 30 de junio.

La cuota de captura se establece en un ejemplar por persona y jornada, con una dimensión mínima de 40 centímetros (45 cm en los cotos compartidos con Asturias). La ratio anual en el río Ulla queda fijada en 30 ejemplares; en el Mandeo los ejemplares serán 5; en el caso del río Masma la cuota es de 15 salmones; en el Miño se fija en 8; y en el detengo de Salmeán, en 10. En el resto de los cotos autorizados en el río Eo no se establece cuota anual de captura.

Por último, la temporada hábil para la pesca del reo, en general, comenzará el 1 de mayo y finalizará el 31 de julio. En todo caso, se prorrogará en los cotos de Betanzos, Noia, Noval, Ombre, Padrón, A Ponte do Porto, Ribeiras, Segade, Traba, Xuvia y Lambre hasta el 30 de septiembre; y en el caso de Ponte Arnelas, Pontevea, Santeles, Sinde y Ximonde hasta el 31 de agosto.

Más de 41.000 aficionados gallegos con licencia vigente comenzaron la temporada de pesca