viernes. 01.03.2024

La conselleira del Mar, Rosa Quintana, asistió hoy en la Cidade da Cultura a las jornadas Conserval: hacia una industria conservera circular, donde puso en valor esta iniciativa como un paso más en la implantación de un modelo de economía circular que mejore la competitividad de las empresas del sector conservero tanto en Galicia como en el Norte de Portugal.

El proyecto nació en el 2019 con la idea de desarrollar un modelo de gestión sostenible basado en el aprovechamiento del valor que se puede obtener de las corrientes residuales sólidas y líquidas derivadas de la actividad conservera. Está liderado por Cetaqua y cuenta con la participación de Anfaco-Cecopesca, la Asociación Nacional de Industrias de Conservas de Pescado y Portugal, las universidades de Oporto y Santiago de Compostela y Feuga.

Así, la responsable autonómica indicó que este tipo de sinergias constituyen “un referente en la gestión de las relaciones empresa-universidad, en la promoción y ejecución de proyectos colaborativos y en la implantación de la innovación empresarial”. Al mismo tiempo, añadió, apoyan el crecimiento económico y la creación de empleo cualificado.

Además, la titular de Mar recordó que Galicia cuenta con uno de los mayores complejos agroindustriales de España –siendo líderes de Europa en subsectores como el de la conserva–, lo que proporciona un gran potencial para valorizar el proceso de producción dentro del propio sector. Esto también permite, señaló, preservar el espacio marino y sus lechos; reducir la dependencia de recursos agotables y fósiles; y minimizar la generación de residuos no biodegradables para luchar contra el cambio climático.

EL SECTOR

En este camino hacia una economía circular, la conselleira del Mar destacó el trabajo de la Xunta de Galicia para proteger la biodiversidad y los ecosistemas marinos mediante la reducción de los residuos marinos y su posterior aprovechamiento, como el proyecto europeo CleanAtlantic o el plan MarLimpo.

En relación a este último, la conselleira del Mar hizo referencia a las cerca de 120 toneladas de basura que recogió el sector pesquero y marisquero entre los años 2020 y 2021 en las costas gallegas. Una acción que se llevó a cabo al amparo de trece proyectos colectivos desarrollados en el marco de las convocatorias de ayudas del Gobierno autonómico y que contaron con una aportación pública global de casi 620.000 euros. Además, este año se publicó una tercera convocatoria de apoyos de este tipo, que cuentan con un presupuesto de un millón de euros a repartir entre 2022 y 2023.

Así, la titular de Mar quiso agradecer al sector el alto grado de implicación mostrado en la protección y recuperación de la biodiversidad, algo que también puede verse en los planes de gestión de marisqueo general y de recursos específicos, pues más del 60% incluyen acciones de recogida de basura marina entre sus objetivos ecológicos a tres años.

Galicia y del Norte de Portugal valorizan los subprodutos de la conserva