jueves. 18.04.2024

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, destacó hoy los avances en la construcción de la Ciudad de la Justicia de Vigo, “la obra judicial más importante de la historia de la Comunidad en estos 40 años de Estatuto de Autonomía”, aseveró.

Tras la visita, Feijóo confirmó que las obras se encuentran en avanzado estado de ejecución, con el 75% de ellas finalizadas y con el objetivo de que los trabajos concluyan en el primer trimestre de 2021 y que a lo largo del próximo año se lleve a cabo, también, el traslado de todas las infraestructuras judiciales a esta nueva sede.

A lo largo de su intervención, aseveró que la rehabilitación del antiguo hospital General para acoger la futura Ciudad de la Justicia es “uno de esos proyectos que trasciende” y que dejan huella en una ciudad. Y recordó que esta infraestructura, que cuenta con una inversión de más de 40 millones de euros y 44.000 metros cuadrados, acogerá 37 unidades judiciales -con espacio para otras 20, en caso de futuras ampliaciones-; y a medio millar de profesionales de la administración judicial que contarán además con una guardería con 40 plazas.

“En definitiva, duplicamos la superficie de los juzgados existentes en Vigo, pasando de unos 20.000 m2 a 44.000 m2”, abundó.

Si la pasada crisis de 2008 no fue un obstáculo para activar este “proyecto estrella” del Plan de mejora de las infraestructuras judiciales, dotado con 115 millones de euros para la construcción o renovación de las sedes judiciales de las principales ciudades gallegas, entre otras acciones, el titular de la Xunta recordó que, en esta ocasión, el Gobierno gallego reactivó toda la obra pública en cuanto lo permitió el estado de alarma.

Así, además de la Ciudad de la Justicia Feijóo resaltó que, “a pesar de la pandemia y de la crisis económica”, están ejecutándose en Vigo 4 obras de forma simultánea: la estación intermodal de Urzáiz, las mejoras en el hospital Meixoeiro, el nuevo centro de salud de Bouzas y el nuevo albergue de peregrinos de O Berbés. “Y, una vez que tengamos los informes definitivos y el suelo idóneo podremos iniciar también el compromiso de la ampliación del Ifevi”, añadió.

Si bien la reactivación de la obra pública fue una de las respuestas que la Xunta dio al impacto de la pandemia, el responsable del Ejecutivo gallego se refirió también a las actuaciones llevadas a cabo en el plano judicial, con la puesta en marcha de un plan dotado con un millón de euros para agilizar la actividad en los órganos de jurisdicción social, contencioso-administrativa y en los juzgados mercantiles.

En esta línea se refirió al refuerzo de turnos de casi 100 efectivos en los juzgados del social y mercantiles; a la creación de juzgados bis en jurisdicción social y mercantiles y a la previsión de dotar de personal, mobiliario y equipos informáticos a los tres nuevos juzgados de lo social en Lugo, A Coruña y Vigo.

Feijóo concluyó agradeciendo a la administración de justicia su profesionalidad e incidió en que ni el poder ejecutivo, ni el legislativo pueden condicionar la independencia judicial. El titular de la Xunta apeló a la independencia del legislativo, del judicial y del ejecutivo para tener el resguardo de la igualdad efectiva de todos los ciudadanos ante la ley.

"La obra judicial más importante de la historia de la Comunidad", afirma Feijóo