domingo. 26.05.2024

Padre Caldas, párroco de la iglesia Matriz de Ponte de Lima: “Desde fuera la JMJ puede parecer un espectáculo, pero para quién está dentro es una experiencia religiosa de fe profunda”

Ponte de Lima se prepara para la Jornada Mundial de la Juventud, JMJ, que se celebra en Lisboa del 1 al 6 de agosto. Un grupo de casi 70 jóvenes están preparándose para asistir. Portugal vive con intensidad esta oportunidad de dar un testimonio de iglesia católica joven liderada por el Papa Francisco. DL-G tiene una entrevista en exclusiva con el Padre José Caldas, párroco de la Iglesia Matriz, Nuestra Señora dos Anjos, de Ponte de Lima, que ha estado presente en tres ediciones de esta cita mundial.
El Padre José Caldas, en la casa parroquial de la Iglesia Matriz de Ponte de Lima.
El Padre José Caldas, en la casa parroquial de la Iglesia Matriz de Ponte de Lima.

Ponte de Lima se prepara para la Jornada Mundial de la Juventud, JMJ, que se celebra en Lisboa del 1 al 6 de agosto. Un grupo de casi 70 jóvenes están preparándose para asistir. Portugal vive con intensidad esta oportunidad de dar un testimonio de iglesia católica joven liderada por el Papa Francisco. DL-G tiene una entrevista en exclusiva con el Padre José Caldas, párroco de la Iglesia Matriz, Nuestra Señora dos Anjos, de Ponte de Lima, que ha estado presente en tres ediciones de esta cita mundial.

“Tenemos la alegría de ser el país que acoge la JMJ. Es una oportunidad para nosotros, iglesia portuguesa, y para los jóvenes que se preparan para asistir. Es un factor de motivación para todos”, declara.

Una de las inquietudes es cómo motivar a los jóvenes a participar. El hecho de reunir millones de jóvenes en Lisboa y con la presencia del Papa “es más que suficiente para motivarlos”, dice.

Contra lo que pudiera parecer, la JMJ “no es una conclusión. Es una etapa de un camino de crecimiento y madurez en la fe que comenzamos hace algún tiempo, para prepararnos para esta jornada y que esperamos que después tenga continuidad. Forma parte de nuestro proyecto de pastoral juvenil. Hemos reunido ya un grupo de casi 70 jóvenes limianos que en este momento están enfocados en la JMJ y buscando fondos para viajar a Lisboa, así como realizando otras actividades. Hemos traído los símbolos de JMJ, como la cruz peregrina de los jóvenes que el Papa san Juan Pablo II les entregó para que recorriera el mundo y se convirtiese en un motivo de comunión y evangelización. También el icono conocido como la 'Salus Populi Romani'.  Es una de las imágenes a las que más devoción tiene el Papa Francisco en Santa María la Mayor de Roma. Cada vez que el Papa realiza un viaje internacional, acude antes y después a Santa María la Mayor, en Roma, para rezar ante esta imagen de la Virgen”.

IMG_9175
“Son momentos que marcan la vida de los que participan. Quien estuvo en una JMJ con el camino hecho y la experiencia de esos días de intercambio cultural, la participación en las catequesis que imparten los obispos…Todo este dinamismo marcará la vida de estos jóvenes”. 

Y sigue el Padre Caldas: “Con estos dos símbolos, la preparación se convierte en una fiesta en Ponte de Lima, congregando a los jóvenes para que descubran la alegría de ser joven cristiano”.

Estos encuentros de la JMJ se han mantenido con el mismo formato desde que san Juan Pablo II los concibió a raíz de un encuentro de jóvenes en Roma, en el año 1984, el domingo de Ramos. Como explica el Padre Caldas, en aquel momento el Papa, al comprobar la asistencia de jóvenes de varios países, no sólo de Italia, tuvo la intuición de extender por todo el mundo este encuentro.

José Caldas destaca de esos días la Vigilia en el último día de la Jornada Mundial, como algo “extraordinario”. Y recuerda la del año 2000, en Roma, con san Juan Pablo II y, después, en 2011, la de Madrid con el papa Benedicto. “Son momentos que marcan la vida de los que participan. Quien estuvo en una JMJ con el camino hecho y la experiencia de esos días de intercambio cultural, la participación en las catequesis que imparten los obispos…Todo este dinamismo marcará la vida de estos jóvenes”.  

El Padre Caldas reconoce que hay varias tipologías de jóvenes que acuden a la Jornada Mundial. Los que hicieron la iniciación cristiana y que participan con cierta responsabilidad y madurez; otros más alejados de la fe que con la JMJ pueden tener un motivo para reiniciar o crecer en la fe. “La formación debe adaptarse a las varias realidades de jóvenes que acuden a esta cita”, concluye.

La participación en la JMJ “es un factor determinante”, afirma José Caldas. Y explica cómo entre ellos, los jóvenes se animan a asistir… “El mejor orientador de un joven es otro joven…Si tenemos líderes bien formados, éstos conseguirán cautivar y arrastrar a otros”.

El mensaje a los jóvenes, a propósito de la JMJ, del párroco de Santa Maria dos Anjos es nuevo y viejo como el evangelio: aquello que dijo Jesucristo, “Venid y veréis”. “Solo con la experiencia, después se puede dar testimonio”, redondea.

El padre Caldas espera que el grupo de Ponte de Lima tenga continuidad de distintas maneras. “Con una iniciación y conversión constante y que pueda hacer que se comprometan en distintas dimensiones de la vida eclesial: liturgia, servicio de caridad, responsabilidad propia de cristiano, su testimonio, en su estudio y trabajo…y tantas dimensiones que pueden ser determinantes”.

El mensaje a los jóvenes, a propósito de la JMJ, del párroco de Santa Maria dos Anjos es nuevo y viejo como el evangelio: aquello que dijo Jesucristo, “Venid y veréis”. “Solo con la experiencia, después se puede dar testimonio”, redondea.

Y previene: “Desde fuera la JMJ puede parecer un espectáculo. Es un palco, ciertamente. Pero para quién está dentro es una experiencia religiosa de fe profunda, porque la fe es universal. Y es una fe esencial porque, estando al lado del sucesor de Pedro, nuestra fe crece”.

Padre Caldas, párroco de la iglesia Matriz de Ponte de Lima: “Desde fuera la JMJ puede...
Comentarios