martes. 16.07.2024
La opinión de
Isabel Coma

Isabel Coma

Isabel Coma Canella es natural de Vigo. Comenzó la carrera de Medicina en Santiago de Compostela y se licenció con Premio Extraordinario en la Universidad de Navarra. Obtuvo el “accesit” al Premio Nacional Fin de Carrera de su promoción. Se doctoró en la Universidad Autónoma de Madrid. Hizo la especialidad de Cardiología en la Clínica Puerta de Hierro de Madrid y trabajó como médico adjunto de Cardiología en la Unidad Coronaria de La Paz. En el año 1995 se trasladó a la Clínica Universidad de Navarra para dirigir el Departamento de Cardiología y Cirugía Cardiovascular. Desde entonces ha hecho compatible la asistencia médica con la enseñanza en la Universidad. En febrero de 2012 obtuvo la cátedra de Cardiología a través de la ANECA (Agencia Nacional de la Evaluación de la Calidad y Acreditación). Junto con Rafael Hernández Estefanía es autora del libro “Cambiando corazones” (Plataforma Editorial, colección testimonios, año 2014, actualmente de venta en Amazon). Se jubiló a finales de 2018 y en 2019 publicó la novela “El marido de Carlota” en la Editorial Onuba (de venta en: www.editorialonuba.es). Desde ese mismo año es miembro de la asociación AGABI y desde 2021 es vicepresidenta de esta asociación.

La primavera en Galicia

No solo el mar abierto, las rías y las playas son el atractivo de Galicia, lo que todos los turistas quieren conocer. También el interior es hermoso. Las autopistas que corren tierra adentro muestran a derecha e izquierda la extraordinaria belleza del paisaje, cambiante en cada época del año. Cambian las hojas de los árboles, las flores, las enredaderas.

RELATO: Voluntad anticipada

Cuando a los 70 años es diagnosticado de cáncer incurable, acude a la notaría. El día es gris y la temperatura muy baja. Da la sensación de que el cielo se está preparando para lo que va a ocurrirle. Esta vez entra en el despacho de su amigo Javier con una cara muy triste, diciendo:
—Ha llegado el momento de congelarme. Me alegro de que te ocupes tú mismo. Sé que lo harás a la perfección, tal como consta en los papeles. 

RELATO: El misterio del avión desaparecido ( y III)

"(...) Se acercaba lo inevitable. No quedaba más remedio que amerizar en el océano Índico, en plena noche. Aquella era la situación más extrema que habíamos vivido. El avión fue bajando poco a poco hasta tocar la superficie del mar. Digo “tocar” porque esas fueron las palabras de Yusuf, pero en realidad dio un golpe espantoso, que no tuvo graves consecuencias porque estábamos todos sujetos por el cinturón de seguridad. Incluso Hansen, el japonés y el ex legionario habían vuelto a sus respectivos asientos.(...)" 

RELATO: El misterio del avión desaparecido (II)

"(...)Después de muchas discusiones y en vista de que el comandante continuaba sin hablar, se tomó la decisión (por mayoría de votos) de que Hansen y el piloto árabe (Abdir Yusuf) fuesen la cabina, escoltados por un ex legionario camboyano y un profesor de lucha libre japonés. Los restantes pasajeros esperamos con impaciencia el resultado de la conversación. Transcurrieron diez minutos, veinte, treinta, una hora. No podíamos imaginar qué estaría pasando en la cabina, si es que habían logrado entrar. De pronto el avión empezó a caer en picado. Hubo gritos terribles. No sé cuántos metros (o quizá kilómetros) bajó el aparato, pero finalmente cesó la caída en el vacío. A continuación, se oyó el siguiente comunicado en inglés americano: (...)"

RELATO: El misterio del avión desaparecido (I)

avión
"(...) Cuando llevábamos unos cuarenta minutos volando pusieron una película que se podía ver en pantalla grande e individual. Yo prefería seguir la información sobre el vuelo, pero mi pantalla solo permitía ver la película. Desistí después de varios intentos, pensando que no merecía la pena pedir ayuda a una azafata. De pronto se oyó una voz de hombre que llamaba a dos pasajeros con apellido europeo —uno parecía italiano y otro alemán— pidiendo que se acercasen a la cabina de los pilotos. Yo no le habría dado importancia, si no fuera por la cara de sorpresa que puso una azafata. (...)"

RELATO: Un ciego se sentó a mi lado

La actuación musical se complementará con la exposición temporal Blanquísima  do pintor, debuxante, escultor e serígrafo Nelson Villalobos.
"(...) Ayer acudí a una conferencia para distraerme y por el camino recé para conseguirlo. El auditorio era grande y elegí un sitio cerca de la entrada, por si me aburría. Cuando faltaban unos diez minutos para el comienzo, un ciego se sentó a mi lado. El bedel que estaba en la puerta lo acompañó hasta un asiento cercano, precisamente junto al mío. Era un hombre maduro de cara sonriente y aspecto agradable, de estatura algo superior a la media. A pesar de su edad, conservaba el vientre plano. Tenía abundante pelo ondulado, mezcla de negro y blanco, con pequeñas entradas en las sienes. Llevaba gafas oscuras y usaba bastón para caminar. Vestía pantalón gris, camisa blanca y chaqueta azul marino, sin corbata.(...)"

MICRORRELATO: Navidad 2022

Vigo, de Navidad.
La ciudad se ha llenado de luces, estrellas, diversiones para niños y mayores, tiendas en medio de plazas y calles, una noria...

Cuento de Navidad: ¿Dónde está la Navidad?

" (...) Mario adivina la pregunta de la directora, aunque solo entiende palabras sueltas. Se extraña de que la madre de Quique haya tomado esta decisión en vísperas de Navidad, cuando el niño necesita más que nunca a su familia. Piensa que para él va a ser muy triste encontrarse en un lugar extraño, separado de su madre. La respuesta se oye perfectamente: —Estará mejor atendido en el hogar de acogida que conmigo. Yo no tengo nada que darle. ¿No ve lo delgado que está y la ropa tan gastada que lleva?"(...)

RELATOS: Estado vegetativo

"(...) Pasaron los años y Teresa seguía viva. Su madre quiso que fuera lo más autónoma posible. Podía llevarla en coche, pero prefirió que se valiese por sí misma. Le dio el número de teléfono de una parada de taxis para que ella pidiese uno antes de salir a la calle; su madre o sus hermanos la metían en el ascensor, el taxista la recogía en el portal y metía la silla de ruedas en el maletero. Luego hacía los movimientos contrarios cuando volvía a su casa. (...)".

La historia de Francisca

Una media del 75% de las personas ciegas en Europa están desempleadas.
"(...) Su hija no sabía leer ni escribir, pero sabía querer como un ser humano. Era especialmente cariñosa con quienes la querían, aunque no lo pudiese expresar con palabras. Tenía una mirada profunda que lo decía todo. Podía expresar tranquilidad, angustia, dolor, alegría… Pero la expresión más habitual era la de agradecimiento y cariño. Esas expresiones nunca las había visto en un perro, por mucho que quisiera a su amo. Además, aunque su hija pudiera tener los mismos sentimientos de un perrito, ella sabía que dentro de un cuerpo tan enfermo había un alma humana, que se iría al cielo nada más morir porque durante toda la vida había estado clavada en la cruz, como Jesús. (...)"

RELATOS: Alicia

"En el momento actual es una niña feliz que está descubriendo el mundo y sonríe fácilmente. Su belleza es tan llamativa que despierta el cariño y la admiración de quienes se cruzan con ella. Y cada vez son más los que se detienen a mirarla".

RELATOS DE VERANO: Una finca junto al mar

mar
El paisaje es distinto cada día: depende de la marea, de las nubes, del viento, del color del mar. Muchos días, con la marea alta, hay olas enormes que rompen contra las rocas y levantan una gran cantidad de espuma blanca que sube hacia el cielo, para después caer y mezclarse con el resto del agua.

RELATOS DE VERANO: El Violinista

De pronto recordé el verano que estuve en Viena. Me había llamado la atención el elevado nivel musical de la gente que interpretaba su instrumento en las cafeterías o en la calle y la cantidad de personas que les dejaban dinero en una cesta. Siendo allí un desconocido, pensé que no me daría vergüenza esa forma de mendigar.

Dos libros para este verano

Portada de La ladrona de huesos, de Manel Loureiro.
Los tiempos de espera, que podrían ser perdidos, permiten leer en momentos extra a las personas puntuales. Eso sí, hay que aceptar la lectura en versión digital (estamos en el siglo XXI) y tener el libro descargado en un “ebook” o incluso el móvil. Podemos leer mientras esperamos a quien llega tarde. De esta forma la espera se tolera mejor y recibimos a los impuntuales con buena cara. Según lo que estemos leyendo, incluso podemos sonreír.

Aborto y esclavitud

Aunque muchos se opusieron a la abolición de la esclavitud, hoy día nos avergonzamos de que se haya permitido el comercio de esclavos en el mundo hasta época muy reciento. Se trata de una inmoralidad que ha durado demasiado tiempo.

El problema de los embriones congelados

No hay ninguna línea que divida en dos el desarrollo del ser humano, tanto intra- como extra-uterino. Hay infinitas líneas que nos van cambiando cada día que pasa, pero somos la misma persona, única e irrepetible, desde el día en que dos células se unieron para formar un cigoto hasta que nos morimos, quizá a los 100 años.

La OMS ante el aborto provocado

Es verdad que hay embarazos no deseados. Pero el embarazo, salvo caso de violación, no es una enfermedad inevitable como puede ser el cáncer. Normalmente se produce a consecuencia de la unión sexual voluntaria entre un hombre y una mujer. Y no de todas las uniones, sino de algunas.