jueves. 18.07.2024

Galicia participa en la constitución del Foro de Países Celtas

El director xeral de Relacións Exteriores e coa Unión Europea, Jesús Gamallo, representó a Galicia en la fundación del Foro Celta, que celebra su primera reunión en Rennes (Francia). En esta reunión, los siete territorios participantes manifestaron su deseo de profundizar en sus relaciones y colaboración, potenciando los vínculos históricos, geográficos y económicos que comparten. Originalmente previsto para el pasado mes de marzo, el I Foro Celta contó con la participación de Galicia, el Principado de Asturias, las regiones de Bretaña (Francia) y de Cornualles (Inglaterra), y los gobiernos de las naciones de Escocia, Gales e Irlanda
El director xeral de Relacións Exteriores e coa Unión Europea representó a la Xunta, Jesús Gamallo, en la constitución de este foro en Rennes.
El director xeral de Relacións Exteriores e coa Unión Europea representó a la Xunta, Jesús Gamallo, en la constitución de este foro en Rennes.

El director xeral de Relacións Exteriores e coa Unión Europea, Jesús Gamallo, representó a Galicia en la fundación del Foro Celta, que celebra su primera reunión en Rennes (Francia). En esta reunión, los siete territorios participantes manifestaron su deseo de profundizar en sus relaciones y colaboración, potenciando los vínculos históricos, geográficos y económicos que comparten. Originalmente previsto para el pasado mes de marzo, el I Foro Celta contó con la participación de Galicia, el Principado de Asturias, las regiones de Bretaña (Francia) y de Cornualles (Inglaterra), y los gobiernos de las naciones de Escocia, Gales e Irlanda.

Jesús Gamallo participó junto con los representantes de los demás territorios en tres mesas redondas, en las que se debatió sobre la importancia de reforzar las relaciones entre los países celtas y la coordinación para colaborar en las prioridades de actuación definidas durante el coloquio. Las mesas redondas se centraron en las energías renovables, la cultura y la juventud como ejes vertebradores para la superación de barreras y la consolidación del compromiso de colaboración hacia el futuro, con el fin de convertir la unión de estos territorios en motor de desarrollo sostenible, prosperidad y bienestar para sus poblaciones.

COOPERACIÓN CULTURAL

Gamallo presentó una propuesta de la Xunta para mantener una cooperación cultural estable como vía para poner en valor los respectivos legados culturales y patrimoniales, al tiempo que permite incrementar los nexos en áreas como el turismo. El director xeral incidió en la experiencia de las peregrinaciones xacobeas en Galicia como base para desarrollar iniciativas en esta línea.

En cuanto a la juventud, señaló la necesidad de potenciar el intercambio facilitando la movilidad, con el desarrollo de programas específicos similares al Erasmus con las regiones que ya no forman parte de la Unión Europea, y la creación de colectivos de chicos y chicas con intereses comunes.

A mayores de los tres ejes principales del encuentro, remarcó la importancia de la pesca y el marisqueo como áreas globales para todos los territorios que miran al Atlántico, y de un liderazgo de las regiones celtas para garantizar la sostenibilidad en este ámbito, a través de la cooperación en forma de intercambio de experiencias e investigaciones en la materia.

La Declaración de Rennes, firmada por todos los asistentes, recoge la apuesta de estes pueblos por reforzar la cooperación intercéltica en las relaciones institucionales, en el ámbito de las actividades marítimas, en la educación y la formación a favor de la movilidad, en la valorización, promoción y conocimiento del patrimonio, y en el desarrollo de las energías renovables. Se incluyen también las relaciones culturales, especialmente en los ámbitos audiovisual, cinematográfico, del espectáculo en vivo y en las prácticas artísticas, así como en el ámbito de las lenguas. Se apuesta además por ahondar en las relaciones a través de las respectivas diásporas y las económicas en el ámbito de la innovación y la investigación.

El Foro Celta nace con el objetivo fundamental de convertir la unión de estos territorios en motor de desarrollo sostenible, de prosperidad y de bienestar para sus poblaciones. Se trata así de sumar esfuerzos para la puesta en valor del patrimonio cultural de estos territorios, de la optimización de los recursos comunes y la puesta en común de una visión de futuro compartida.

Jesús Gamallo valoró positivamente la cooperación entre los pueblos celtas, “uno de los muchos brazos de Galicia en el exterior, como la emigración en Latinoamérica, en Europa o las relaciones con la lusofonía”. Gamallo también recordó que a pesar del Brexit, las relaciones con Gales, Escocia y Cornualles nunca se detuvieron en órganos como la Conferencia de Regiones Periféricas y Marítimas *CRPM) o el grupo de contacto entre el Comité Europeo de las Regiones y el Reino Unido, con Galicia participando activamente en ambos.

GALICIA Y BRETAÑA

En el Foro Celta también se produjo la firma de un Protocolo de intenciones entre Galicia y la Bretaña francesa, con vistas a trabajar en la firma de una Memoria de entendimiento entre ambas regiones atlánticas. Este compromiso busca identificar ámbitos de colaboración en materia cultural, educación y económica, fijando unos retos de futuro comunes, como las energías verdes, la protección del sector pesquero y una agricultura sostenible y descentralizada.

Para conseguir este objetivo se acordó promover una coordinación que permita defender posturas comunes en las redes europeas, como el Comité de las Regiones o la Conferencia de Regiones Atlánticas Periféricas, y defender el establecimiento de una macrorregión atlántica.

Galicia participa en la constitución del Foro de Países Celtas
Comentarios