domingo. 26.05.2024

Vasco Croft, arquitecto de una utopía hecha realidad y de largo recorrido

Destacan de él que es uno de los pioneros de la agricultura biodinámica y de la vinificación natural de Portugal. Tan sólo cuatro bodegas en tierras lusas cosechan así el vino.  Practicar la biodinámica es aplicar un método de cultivo basado en una forma de entender como un todo las relaciones dentro de la Naturaleza. La filosofía: la esfera de la vida en la Tierra, en su diversidad mineral, vegetal y animal, vista como un todo y conectada al contexto más amplio de los ritmos y fuerzas presentes en el Cosmos.
El propietario de Aphros, Vasco Croft, y la directora de marketing de la bodega, Carine Azevedo.
El propietario de Aphros, Vasco Croft, y la directora de marketing de la bodega, Carine Azevedo.

Destacan de él que es uno de los pioneros de la agricultura biodinámica y de la vinificación natural de Portugal. Tan sólo cuatro bodegas en tierras lusas cosechan así el vino.  Practicar la biodinámica es aplicar un método de cultivo basado en una forma de entender como un todo las relaciones dentro de la Naturaleza. La filosofía: la esfera de la vida en la Tierra, en su diversidad mineral, vegetal y animal, vista como un todo y conectada al contexto más amplio de los ritmos y fuerzas presentes en el Cosmos.

Nacido en Lisboa, arquitecto de profesión, presume de haber tenido un encuentro ‘marcante’ con Dioniso, el dios de la agricultura y del teatro. Por otra parte, Vasco Croft se auto titula converso confeso a la biodinámica y al dionisionismo.

El concepto de bodega de Vasco Croft es también muy singular. Aphros va más allá de lo que entendemos por una bodega. “Es un lugar de convivencia y de disfrute de los vinos”. A Croft le gusta la fiesta y tiene una zona para fiestas bajo una gran parra (aquí llamada ramada) para que sus invitados disfruten en el espacio social de este gran patio con la música, el baile y los vinos… y, cómo no, invita a los gallegos a venir y desea agasajarlos, porque “compartimos la misma cultura e incluso las mismas castas de uva con las que hacemos los vinos”.

Aunque parece más complicado en la actualidad poner en práctica la filosofía de la agricultura biodinámica, para Vasco Croft es algo más sencillo, que solo consiste en “acompañar a la Naturaleza” para recoger frutos más sanos consiguiendo los sabores más auténticos y preservando el paisaje. En las tareas de Aphros es todo manual y natural, sin maquinaria eléctrica…

9
Carine Acevedo, directora de marketing de Aphros Wine, en los viñedos de la bodega. 

La casta Loureiro es la predominante en el Val do Lima y, en general, en toda la región Norte. El 70% de los vinos de Aphros son de esta casta, de la que embotellan 5 vinos monovarietales. Además, producen tintos muy frescos con el vinhão (Sousón, en Galicia), Alvarelhão (Brancelao o Albarello). Estos últimos, destaca Vasco, plantados gracias a varas que provienen de Galicia porque en el territorio luso se había extinguido esta casta. Por otra parte, Aphros tiene espumosos, algunos elaborados según el método clásico y espumosos de una sola fermentación.

8
Carine en el interior de la bodega. 

BODEGA MEDIEVAL

Otro tipo de vinos son los de la bodega medieval, en grandes recipientes de barro. Fue una nueva idea que había estado fermentando en la mente de Vasco Croft durante años hasta poder materializarla: “crear vinos artesanales en una atmósfera monástica y silenciosa”, dice en su web. Donde todo el trabajo se realizaba a mano, utilizando solo herramientas manuales, como en la época medieval.

7
Carine Azevedo, en la bodegas medieval. 

 La bodega medieval cuenta con 6 ánforas portuguesas (Talhas), de 90 a 120 años de edad, de 1.300 litros cada una. Estas provienen del Alentejo, sur de Portugal, donde se utilizaron como recipientes principales para la elaboración del vino desde la época romana hasta mediados del siglo XX, una tradición casi extinguida.

Las uvas son estrujadas y despalilladas en una mesa de madera, siendo inmediatamente trasladado el jugo y los hollejos a las ánforas, para permanecer por algunas semanas en contacto con la piel. Luego se deja una capa de aceite de oliva encima del vino durante el invierno, para protegerlo, mientras reposa y se estabiliza.

Aphros Wine comenzó exportando sus vinos a países como EEUU y sin apenas mercado nacional luso. “Los portugueses son muy tradicionalistas en cuestión de vinos. Hace 20 años, solo se bebían una docena de vinos portugueses. Ahora hay una explosión del mundo de los vinos. Este concepto de vinos biodinámicos y naturales ya se estableció en Portugal, en parte, gracias a los visitantes que llegan a nuestra tierra y exigen esos vinos naturales portugueses. Ahora Portugal está en los top 3 de estos vinos” explica Vasco Croft.

Este visionario de la biodinámica cree que “los gallegos han mantenido mejor la conexión con sus raíces que los portugueses” y por eso recomienda que “los portugueses busquen sus raíces en Galicia”. E invita a todos los gallegos a conocer Aphros Wine, en Refoios do Lima, Ponte de Lima.

LAS QUINTAS

Croft cree que su generación debe hacerse cargo del legado que la gente del campo dejó, marchando a las ciudades. Él cargó sobre sus hombros una propiedad familiar, una quinta del Norte, que rehabilitó y transformó en su primera piedra. En 2003 inició un proyecto vitivinícola en Casal do Paço, la propiedad semiabandonada perteneciente a su familia desde el siglo XVII.

5

Casal do Paço tiene el alma de una antigua Quinta, y fue el punto de partida del proyecto Aphros, se cuenta en la web de la bodega. Se extiende a lo largo de unas 20 hectáreas de terreno y bosques, seis de las cuales son de viñedos y cuatro de castañares. En su centro se levanta una casa solariega de granito del siglo XVI de dos plantas con capilla. La bodega de la primera planta data del origen de la casa. En octubre de 2006 se implementó el primer proceso biodinámico marcando el inicio de algo que transformaría tanto la finca como sus vinos, recoge la web.

Y sigue con otras propiedades como Casal do Paço que es ahora reconocida como una bodega ecológica modelo, comprometida con la preservación de sus ecosistemas que incluyen no solo las vides sino bosques enteros de acacias, robles, eucaliptos y árboles centenarios, hogar de jabalíes, zorros y águilas.

La tercera propiedad es Quinta do Espadanal, como se describe en la web, se encuentra a escasos metros del Casal do Paço, del que ha sido separada por una vía pública. De hecho, aunque las 2 Quintas formaron una unidad durante siglos, cada una tiene su propia individualidad.

El cuidado etiquetado de Aphros.
El cuidado etiquetado de Aphros.

Y sigue la relación. Espadanal está ubicada en un sitio aislado, más alto hacia las montañas, y completamente rodeada de bosques, lo que la convierte en un ‘terroir’ en sí mismo. Es también una Quinta muy antigua, como atestiguan los restos existentes de un yacimiento prerromano y las ruinas de una casa rural tradicional muy antigua (siglo XVI). Totalmente rehabilitado en 2007, tiene sólo 1,5 ha de viñedo (Loureiro), 3 hectáreas de castaños y unas 2 hectáreas de bosque.

Ubicada en la parroquia vecina de Refoios, cerca de Ponte de Lima, Casa Nova es una quinta que decidimos comprar –dice Vasco Croft en su web- cuando se hizo evidente que necesitábamos aumentar nuestra producción para lograr la masa crítica suficiente para una operación auto sostenible. “Es una hermosa propiedad -describe-orientada al sur y de suave pendiente, con alrededor de 7 hectáreas de viñedos en solo 2 parcelas, con un grupo de casas de granito en su centro, alrededor de un patio central cubierto de viñedos”. Esta propiedad fue completamente reestructurada en 2009, siendo replantadas todas las vides de acuerdo con los principios biodinámicos.

4
Algunas de la referencias de Aphros Wine. 

Y todavía esta ‘geografía’ de la producción biodinámica del vino cuenta con Moínho,  un terreno de 2ha debajo del camino de Casa Nova, que fue adquirido posteriormente para ampliar el área de Vinhão. Los suelos son los mismos que en Casa Nova, graníticos, pero mucho más heterogéneos. Una parte tiene un área poco profunda de suelo, la roca madre casi se ve en la superficie, otra es muy rica en materia orgánica. Parte de estas vides de 8 años están siendo convertidas a Alvarelhão con el método de sobreinjerto.

10
Vasco Croft, propietario de Aphros Wine, con el director de DL-G, Roberto Ledo.

Y no estaría completa la relación de propiedades sin Valflores. Quinta ubicada justo arriba de Casa Nova, y pertenece a la familia Bossert, de Oregón, EEUU, con la que existe un contrato de arrendamiento a largo plazo, precisa en la web. Con 3 hectáreas de viñas existentes, plantadas en 1992, esta propiedad fue reestructurada después de la replantación de Quinta da Casa Nova en 2009. Se recuperaron las viñas viejas y se plantaron 2,5 Hectareas de viñas nuevas.

Una curiosidad. Los padres de los actuales dueños eran amigos del famoso productor de Oregon Pinot Noir, David Lett, quien una vez vino a visitarlos trayendo algunos brotes de sus viñas. Todavía están allí, esparcidos entre los Loureiro. Para preservar una circunstancia tan inusual en la historia de esta Quinta, el equipo de Croft decidió plantar 0,5 hectáreas de Pinot, aprovechando sarmientos de las viñas existentes.

Vasco Croft, arquitecto de una utopía hecha realidad y de largo recorrido
Comentarios