martes. 21.05.2024

Que se abra una tienda en plena pandemia de la Covid-19 tiene su mérito. Y que al poco más de un mes cuente ya con una clientela fidelizada es también sorprendente. El caso es que a esta emprendedora limiana, Ana Cristina Malheiro, no hay nada que se le resista. Conocida por el cultivo y venta de setas y sus derivados, ahora abre una tienda de productos biológicos (ecológicos, decimos nosotros) y veganos en plena capital de distrito, Viana do Castelo.

Malheiro confiesa a DL-G, en entrevista exclusiva en la inauguración tras abrir el pasado 23 de mayo, que “estamos ganando clientes, entrando en el mercado poco a poco a la vez que respetamos todas las medidas de seguridad haciendo frente a esta pandemia. Nuestros clientes pueden venir aquí, sin miedo, y van a encontrar una amplia gama de productos biológicos (ecológicos) y veganos, de productos sin gluten. Así son nuestros productos que pasan las certificaciones pertinentes”.

Y es que el mayor problema en esta fase de la reactivación es el miedo. Así lo decía, en entrevista para DL-G, Manuel Lima da Cunha Junior, presidente de la Asociación de Empresarios de Viana do Castelo, AEVEC, presente en esta Mercearia Biologica e Vegan, llamada como la marca de fabricación de su propietaria, Etnoglamour. “El miedo es el peor enemigo que tenemos que combatir, el miedo de los clientes”. Da Cunha Junior insiste en que las empresas socias de AEVEC “están adaptadas a la nueva situación y cumplen las normas de seguridad sanitaria. La personas pueden venir y visitar tiendas como Etnoglamour”.

Para aquellos menos avezados en el mundo de los productos biológicos y veganos hay que marcar su diferencia con los productos caseros o tradiciones. Ana Cristina explica: “La agricultura biológica (ecológica) no tiene nada que ver con una agricultura casera o agricultura tradicional. En la biológica estamos obligados a eliminar todo proceso químico. En cambio, en la agricultura casera o tradicional los agricultores utilizan químicos para tener más calidad, cantidad o un producto más bonito. Por eso, en ocasiones, el producto casero luce más bonito que el biológico. Sin embargo, éste aún menos bonito es más resistente y tiene otro sabor, otra calidad. Bien lo saben los consumidores de productos biológicos o ecológicos que los distinguen perfectamente”.

Malheiro es una gran defensora del comercio tradicional y Viana do Castelo es un lugar donde destaca esta forma de atender a los clientes, aunque reconoce que esta pandemia ha afectado duramente a estas pequeñas tiendas. “Las pequeñas superficies no tienen una estructura financiera para conseguir aguantar dos, tres o cuatro meses con las puertas cerradas o facturando el mínimo del mínimo”. Así lo admite también el presidente de AEVC: “El panorama para el comercio tradicional es difícil porque nuestro territorio fue muy afectado por la Covid-19 que llegó de forma brutal y muy rápida a perjudicar a todo el sistema económico de forma global”.

Por otra parte, Manuel Lima se felicita de la apertura de Etnoglamour en este contexto y lo ve como un rasgo de optimismo. “Hay emprendedores que creen en el negocio. Etnoglamour, en plena fase de pandemia, inició sus actividades”.

Ana Cristina Malheiro está ilusionada con su clientela. Resume el perfil de sus clientes en dos grupos. Uno sería el de los que solo vienen a buscar producto ecológico porque les gusta ese producto y lo consumen por sus propiedades.

Otro grupo de clientes que intenta captar son los jóvenes. “Es un público vegano que busca alimentos que no tengan proteína de origen animal y que tiene dificultades para encontrar esos productos en cualquier superficie a la que acude porque busca calidad y precio”. Y eso que el producto bio o eco es más caro que el casero, y el vegano todavía más caro que el ecológico por sus características y certificaciones. “Al final, esto encarece mucho el producto pero le da otra calidad y otra garantía al consumidor”.

Otro nicho de mercado es el público celíaco. “Hay muchas personas con problemas de alergias”. Los productos libres de gluten es otro mercado al que Etnoglamour quiere llegar.

En definitiva, “El cliente que viene a nuestra tienda sabe que tiene a mano, en un mismo espacio, todos esos productos reunidos. Para hacer cualquier tipo de comida…”, explica Ana Cristina. Esta emprendedora está observando que gente que lleva ya años sin comprar carne de cualquier tipo de proteína animal  disfruta al encontrarse con productos tan sencillos como las 'chuches' que consumían de niños…ahora certificados…Etnoglamour, por ejemplo, fue el primer punto de venta ecológico que trajo para Portugal el Heura, un sustituto  vegetal del pollo.

Además Etnoglamour, - Natureza Gourmet Lda, al ser fabricantes de una gran variedad de productos vinculados con las setas y verduras, pueden ofrecer mejores precios. Su especialidad son los Shitakes, setas cultivadas en troncos de roble, así como los Pleurotos y el Portobello. El 90% de las verduras que venden en tienda (ensalada, tomate, coliflor, pepino, brócoli…) las producen ellos.

Ana Cristina desciende a detalles y pormenoriza en los transformados derivados de las setas: cuatro variedades de ‘alheiras’ con setas; incluso dulces, como mermeladas de setas…A los clientes al principio se les hace raro, pero después consumen y consideran un producto alternativo, según la experiencia de esta emprendedora.

Todos sus productos están certificados desde su origen y sometidos a distintas auditorías y controles. El organismo luso que se encarga de esta tarea es el SATIVA.

Etnoglamour-Natureza Gourmet Lda es proveedor de distintos establecimientos gallegos. El abastecimiento en los últimos meses los lleva a realizar dos viajes a la semana a Galicia con la furgoneta bien cargada. La seta shistake triunfó en nuestro territorio de su mano. De la distribución se encarga João, el marido de Ana Cristina. Y en la tienda también acuden españoles/gallegos a comprar productos.

Etnoglamour-Natureza Gourmet Lda ha conseguido premios como el luso de Emprendedores e Innovación 2019. “En este momento –continúa Ana Cristina- estamos en concurso para certificar Foragro a nivel de Portugal. Y somos muy queridos por el público y por la Asociación de Empresarios de Ponte de Lima, por la de Viana también…tenemos muy buenas relaciones…Queremos seguir trabajando con ellos en sociedad…”.

Ana Cristina Malheiro, propietaria de Etnoglamour: “El cliente que viene a nuestra...