domingo. 16.06.2024
Coautor do libro ‘As aldeias da Mesa dos Quatro Abades’

Álvaro Campelo, antropólogo: “Tienen potencialidades que aprovechar para el turismo”

DL-G ha entrevistado al profesor Álvaro Campelo, uno de los autores del libro ‘As aldeias da Mesa dos Quatro Abades’, editado por el Municipio de Ponte de Lima y presentado este domingo en el centro de interpretación.
Álvaro Campelo, profesor da Universiade Fernando Pessoa  e vice presidente na da ‘Sociedade Portuguesa de Antropologia e Etnologia’, e  coautor do libro ‘As aldeias da Mesa dos Quatro Abades’
Álvaro Campelo, profesor da Universiade Fernando Pessoa e vice presidente na da ‘Sociedade Portuguesa de Antropologia e Etnologia’, e coautor do libro ‘As aldeias da Mesa dos Quatro Abades’. ROBERTO LEDO.

Las llamadas ‘as aldeias da Mesa dos Quatro Abades’ ya tienen un documento de trabajo –un espléndido libro muy bien editado con fotografía de calidad- para reinventarse y convertirse en una zona turística aunque estén en el rural profundo de Portugal, a quince minutos en coche de su municipio, Ponte de Lima.

Un lugar el idílico, en contacto con la Naturaleza. Ahora sus escasos habitantes quieren ser los protagonistas de su futuro. Se trata de las parroquias –freguesías- de Calheiros, Bárrio, Cepões y Vilar da Ponte.

DL-G ha entrevistado al profesor Álvaro Campelo, uno de los autores del libro ‘As aldeias da Mesa dos Quatro Abades’, editado por el Municipio de Ponte de Lima y presentado este domingo en el centro de interpretación.

Campelo explica que lo más conocido, como anécdota, era la reunión de los abades de las cuatro parroquias, justo en el límite territorial en el que convergían las cuatro. De esta forma se ocupaban de tomar decisiones para proteger a sus feligreses de la peste, la guerra...manteniendo la demarcación de los límites. Era la época del medievo y “sacralizaron este espacio”, explica el antropólogo Campelo.

Con el paso del tiempo y la secularización de la sociedad se llegó a lo que es hoy en día A Mesa dos Quatro Abades, vinculada a los presidentes de las juntas de freguesía para discutir los problemas con las autoridades municipales,  en lugar de con el clero.

El libro ‘As aldeias da Mesa dos Quatro Abades’ analiza el patrimonio arquitectónico, así como el patrimonio biológico, natural, inmaterial y vernáculo, explica Campelo. “Todo este territorio es riquísimo y diverso”, subraya.

Esta región sufrió el ostracismo, la emigración y la caída demográfica. Sin embargo, se preservó una sociedad casi rural. Su paisaje permaneció, aunque perdió calidad porque se abandonó el trabajo de las tierras, explica el profesor.

 ‘As aldeias da Mesa dos Quatro Abades’ “es una forma de mostrar la riqueza de este patrimonio con su diversidad y la preciosidad de algunos de sus elementos naturales del paisaje y tradiciones”.

Pero el libro no es un fin en sí mismo, explica. “Partiendo de esta base, queremos construir un proyecto de desarrollo de forma participativa con las comunidades locales”.

Álvaro Campelo está convencido de que lo impuesto por las autoridades académicas y municipales no puede unir a las personas en un proyecto común…Es preciso discutirlo, hablarlo con ellas que son las protagonistas del territorio y ver qué futuro se quieren dar.

Añade: “Tiene que ser participado para que ellas valoren lo que tienen y así lo defiendan y se produzca el avance”.

Campelo buceó especialmente en cuestiones como el patrimonio inmaterial: el mundo de las leyendas, el contacto con la Naturaleza…Estudió el patrimonio vernáculo de construcciones populares como los molinos; el patrimonio del paisaje, como las terrazas; el patrimonio religioso, con numerosas iglesias y santuarios barrocos con sus retablos y adornos; o el patrimonio inmaterial constituido por canciones y danzas que hoy en día no se practican pero que permanecen en la memoria de la gente.

Otra preocupación es la fijación de la población en estas aldeas. Es lo que él da en llamar “nuevas ruralidades”. Es un fenómeno relativamente reciente el de personas que se deciden a abandonar la ciudad renunciando a un estilo de vida de mucho movimiento, ansiedad…A cambio de la vida en el campo con espacios buenísimos, naturaleza, buen ambiente. No se necesita ‘repoblar’ solo con los llamados ‘nómadas digitales’ , gentes de profesiones liberales…Sino, con jóvenes que vive en el campo y trabaja en una zona industrial próxima.

Otra idea que propugna Álvaro Campelo es romper con la idea de que el rural no es un lugar para el emprendimiento ni tan propicio como las ciudades. Necesitamos nuevas generaciones que crean que el rural también es un espacio atractivo para crear negocios.

¿Qué ha ocurrido con la población autóctona?, preguntamos al profesor. En los años 60 y 70, pensaban que eran pobres y que no tenían más opción que marchar de sus tierras para buscarse un futuro. Cuando vinieron gentes de fuera que valoraron lo suyo, la población autóctona cambió de opinión, ganó en autoestima y empezó a valorar lo que tenían.

“Tienen potencialidades que aprovechar para el turismo, como rutas o visitas a distintos lugares. Hay toda una capacidad de reinvención del espacio” afirma Campelo.

Por tanto, la mirada externa es la que les cambió la vida. El concepto de desarrollo antiguo era el de los rascacielos de las ciudades, la productividad industrial y…esto está cambiando. Al ver el cambio fuera, pueden iniciar su transformación.

Álvaro Campelo, antropólogo: “Tienen potencialidades que aprovechar para el turismo”
Comentarios