sábado. 04.02.2023

Parroquias de Ponte de Lima se reinventan bajo la marca ‘Aldeias da mesa dos 4 abades’ para atraer turismo, inversiones y fijar nueva población en su territorio

El alcalde de Ponte de Lima, Victor Mendes, co presidente de Porto e Norte de Portugal, Pedro Martins, y los concejales Paulo Barreiro y Vasco Ferrás, así como el presidente de la Asamblea Municipal, João Mimoso.
El alcalde de Ponte de Lima, Victor Mendes, co presidente de Porto e Norte de Portugal, Pedro Martins, y los concejales Paulo Barreiro y Vasco Ferrás, así como el presidente de la Asamblea Municipal, João Mimoso.

Todo empezó en la Edad Media, cuando los abades de cuatro parroquias limítrofes se reunían todos los años en una mesa de piedra con sus bancos situada en la parroquia de Vilar do Monte, punto convergente de todas,  para rezar con sus fieles por las buenas cosechas de ese año y pedir a Dios ser protegidos de la peste, del hambre y la guerra. Hoy en día la tradición se mantiene, aunque en esta reunión han cambiado los interlocutores, que son los cuatro presidentes de las juntas parroquiales y el alcalde del municipio. Se reúnen el tercer domingo de junio para exponer las reivindicaciones de cada parroquia y se celebra en el lugar una comida campestre a la que acuden los limianos de este territorio.

Ahora el ayuntamiento de Ponte de Lima ha reunido estas aldeas bajo una marca común, ‘Aldeias da mesa dos 4 abades’ para impulsar un proyecto turístico integral.

El gobierno municipal, con financiación europea, ha invertido más de medio millón de euros en una apuesta por este territorio en el que la despoblación todavía no es irreversible. “Queremos dinamizar este territorio que todavía tiene alma”, señaló Victor Mendes, el regidor limiano.

Se ha creado un Centro de Interpretación, rutas y zonas de apoyo al senderismo y a la bicicleta de montaña, BTT, así como una página web que presenta toda la oferta turística de Naturaleza, patrimonial y cultural. Preserva el patrimonio inmaterial.

La respuesta está siendo muy buena porque ya hay residentes venidos de otras partes del mundo para asentarse en este territorio. Victor Mendes, el alcalde de Ponte de Lima, asegura a sus vecinos que todo esto “tendrá retorno para la economía local”.

Para Mendes este proyecto, que necesita de la cooperación pública privada, de empresas que ya están incidiendo en el territorio, es verdaderamente “rentabilizar el patrimonio”.

Por ejemplo, el proyecto ‘Pé do Negro’ surgió en 2006 como una forma de socializar entre un grupo de amigos que tenían una fascinación común por las bicicletas.

En 2015, este mismo grupo creó oficialmente la ‘Associação Pé do Negro BTT aventura’ sin ánimo de lucro, con el objetivo de crear y mantener senderos para BTT.

En alianza con la Municipalidad, se han impulsado una serie de inversiones e iniciativas para esta actividad, encaminadas a la recalificación de toda la red de pistas, y así crear una infraestructura permanente, que actualmente recibe alrededor de 500 usuarios / deportistas por año.

La Asociación gestiona actualmente una red de senderos en funcionamiento permanente, en el norte del municipio de Ponte de Lima, concretamente en las parroquias de Labrujó, Rendufe y Vilar do Monte, Bárrio y Cepãos y Calheiros. Esta asociación asegura el transporte hasta el inicio de los senderos y proporciona un área de apoyo para Pé do Negro, con vestuarios, baños y un área de almacenamiento, que atenderá a los atletas.

Las modalidades desarrolladas están esencialmente relacionadas con Downhill y Enduro BTT.

INMOBILIARIA

La web recién creada para impulsar este proyecto también pondrá en contacto a particulares que quieran una vivienda en ‘Aldeias da mesa dos 4 abades’. El texto anima: “Encuentra aquí la propiedad ideal para disfrutar mejor de la tranquilidad de nuestros pueblos. Contacta con la agencia inmobiliaria respectiva y averigua cuál se adapta mejor a tus objetivos”. Aunque esta parte todavía se está poniendo en marcha, tiene visos de eficacia.

Por eso, Mendes dice que “nosotros solo conseguiremos desarrollar estos proyectos trabajando en red y asociados, esto es, en ‘parcería’”.

Y añade, por si alguien dudaba, que se puede hacer compatible “un turismo de Naturaleza, un turismo sustentable, con la economía”.

Por eso, sus elogios son para la gente que vive en este territorio. Y califica a los agricultores como “nuestros jardineros del paisaje”.  Los habitantes de estas aldeas “tienen una enorme voluntad de ayudar a construir un futuro mejor”.

La población limiana de estas parroquias ahora está ilusionada con los nuevos horizontes. Se ha despertado una nueva esperanza. Ellos dicen que están felices de poder compartir su territorio y su patrimonio con todos los visitantes.

Parroquias de Ponte de Lima se reinventan bajo la marca ‘Aldeias da mesa dos 4 abades’...