sábado. 15.06.2024

Las ventas con el sello del Craega pasaron de cerca de 14 millones de euros en 2018 a rondar los 21 M€ en 2022

El conselleiro do Mar, Alfonso Villares, visitó hoy una batea de la ría de Arousa que es la primera en contar con un distintivo del Consello Regulador da Agricultura Ecolóxica de Galicia (Craega) que la identifica cómo productora de mejillón ecológico. En ese contexto, el titular de Mar destacó que la producción ecológica está en auge en Galicia y que en el caso de los productos marinos aumentó cerca de un 50 % nos últimos cuatro años.

 

 

El conselleiro do Mar asistió a la colocación del primer cartel que identifica una batea como productora de mejillón ecológico.
El conselleiro do Mar asistió a la colocación del primer cartel que identifica una batea como productora de mejillón ecológico.

El conselleiro do Mar, Alfonso Villares, visitó hoy una batea de la ría de Arousa que es la primera en contar con un distintivo del Consello Regulador da Agricultura Ecolóxica de Galicia (Craega) que la identifica cómo productora de mejillón ecológico. En ese contexto, el titular de Mar destacó que la producción ecológica está en auge en Galicia y que en el caso de los productos marinos aumentó cerca de un 50 % nos últimos cuatro años.

Alfonso Villares, que estuvo acompañado por el director xeral de Pesca, Acuicultura e Innovación Tecnolóxica, Antonio Basanta, y por el director de la Axencia Galega da Calidade Alimentaria (Agacal), José Luis Cabarcos, subrayó que las ventas de conservas de pescado, de productos de acuicultura y algas certificadas con el sello del Craega pasaron de cerca de 14 millones de euros en 2018 a rondar los 21 M€ en 2022.

Esta tendencia, dijo, es el resultado de una sociedad que cada vez demanda más productos de la máxima calidad que al mismo tiempo acrediten que fueron obtenidos de manera respetuosa con el medio ambiente y apostando en todo momento por la sostenibilidad.

En este sentido, la identificación de las bateas de producción ecológica con el distintivo del Craega es una de las acciones previstas en el convenio de colaboración firmado para este año entre la Consellería do Mar y el organismo regulador, un acuerdo que cuenta con un presupuesto global de 80.000 euros aportados a partes iguales por los dos firmantes.

La idea es identificar todos los viveros flotantes que cultivan mejillón de forma ecológica en las rías gallegas -algo más de 200- con el objetivo de dar visibilidad la esta modalidad de producción y ponerla en valor ante el conjunto de la ciudadanía. Se trata de una manera de obtener alimentos, puso en valor el representante de la Xunta, basado en el respeto al medio ambiente, en el bienestar animal y en el mantenimiento y mejora de los mares, ríos y suelos.   

Precisamente, el director de Agacal destacó que, para reforzar esas garantías, el Ejecutivo gallego remitirá en breve al Parlamento el proyecto de Lei da calidade alimentaria de Galicia. Una norma, señaló, que servirá para actualizar el marco normativo con el que dar a conocer las bondades de los productos alimentarios que se cultivan o comercializan en la comunidad y que busca que dichas  producciones alcancen una nueva dimensión en el comprado, más competitiva y atractiva para la ciudadanía.

El consejo regulador

El Craega nació en 1997 y es el órgano encargado del control y certificación de las producciones ecológicas de Galicia. Se trata de alimentos de la máxima calidad obtenidos respetando el medio ambiente y conservando la fertilidad del suelo mediante la utilización óptima de los recursos y sin recurrir a productos químicos. Esta actividad cuenta cada vez con más productores y sus alimentos tienen mayor demanda porque los consumidores quieren alimentos de este tipo, saludables, nutritivos y satisfactorios por sus características organolépticas.

Las ventas con el sello del Craega pasaron de cerca de 14 millones de euros en 2018 a...
Comentarios