martes. 25.06.2024

La UAB rinde homenaje al “liderazgo en formación de grupos de investigación” de Juan Manuel Lema

El rector, Javier Lafuente, ha agradecido el "liderazgo en formación de grupos de investigación consolidados y competitivos" y la "generosidad de construir comunidad, compartir conocimientos y formar investigadores" de Juan Manuel Lema, catedrático emérito de Ingeniería Química de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) y presidente de la Real Academia Gallega de las Ciencias, en la ceremonia en la que, esta mañana, ha sido investido como doctor honoris causa de la UAB a propuesta de la Escuela de Ingeniería. 
El rector, Javier Lafuente y Juan Manuel Lema, catedrático emérito de Ingeniería Química de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) y presidente de la Real Academia Gallega de las Ciencias.
El rector, Javier Lafuente y Juan Manuel Lema, catedrático emérito de Ingeniería Química de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) y presidente de la Real Academia Gallega de las Ciencias.

El rector, Javier Lafuente, ha agradecido el "liderazgo en formación de grupos de investigación consolidados y competitivos" y la "generosidad de construir comunidad, compartir conocimientos y formar investigadores" de Juan Manuel Lema, catedrático emérito de Ingeniería Química de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) y presidente de la Real Academia Gallega de las Ciencias, en la ceremonia en la que, esta mañana, ha sido investido como doctor honoris causa de la UAB a propuesta de la Escuela de Ingeniería. El padrino de Lema, Juan Antonio Baeza, ha alabado tanto su valía personal como su trayectoria académica, destacando que lideró, "junto con el profesor Carles Solà, la apuesta por la investigación en ingeniería ambiental e ingeniería biológica" en la UAB, que tuvo "el primer Departamento de Ingeniería Química de España con esta especialización".

El rector Lafuente, catedrático de Ingeniería Química, ha explicado que este nombramiento tiene "una significación personal muy especial" para él, ya que fue "testigo y partícipe del clima ilusionante de los inicios del departamento". Según ha asegurado, "el tesón y el empeño del doctor Lema —y del doctor Solà— fue primordial a la hora de introducir este campo de investigación emergente en nuestro país". Ha cerrado su intervención afirmando que "su carácter reflexivo y afable, su rigor y su ejemplo en la defensa de una concepción de universidad profundamente comprometida con el avance de la ciencia y con el progreso de la sociedad representan un ejemplo y un estímulo para la UAB".

De la ingeniería bioquímica a la ingeniería biológica

En su lección magistral, Lema ha repasado su trayectoria en la UAB y en la USC, marcada por la implantación y el desarrollo de la ingeniería bioquímica, un concepto que "surge por primera vez a finales de los años 1940", y ha reivindicado una denominación más holística que recoja "una visión mucho más amplia de los problemas considerados": ingeniería biológica. Ha evocado tanto la implantación del ámbito de la ingeniería química en la UAB como el desarrollo de la disciplina en la USC, donde Lema impulsó la creación del Grupo de Biotecnoloxía Ambiental e Processos (Biogroup) y del centro Cross-disciplinary Research in Environmental Technologies (CRETUS). Se ha congratulado por haber apostado desde el principio por temas "que eran emergentes a nivel internacional y que a lo largo de los años han tenido tanto desarrollo". "Me llena de felicidad —ha expresado— ver los grandes desarrollos personales y profesionales" de los grupos de investigación con los que ha trabajado tanto en la Autònoma como en Santiago.

En cuanto a la UAB, se ha referido a la evolución del Departamento de Ingeniería Química, Biológica y Ambiental, y ha alabado la implantación, en 2002, del primer grado en Biotecnología de todo el Estado. De cara al futuro, Lema ha sugerido la creación de un título de ingeniería biológica en la UAB "que sería nuevo en el mundo universitario", supondría "un signo distintivo" para la institución y "vendría a cubrir una demanda importante en el campo de la investigación y la producción en campos de compuestos farmacéuticos, alimenticios, biocombustibles, etc."

El nuevo doctor honoris causa ha evocado también la experiencia de incorporarse a la UAB cuando la institución no había cumplido todavía diez años de existencia. "Descubrí —ha declarado— que podía contribuir, con mis opiniones e iniciativas, a ir creando aquella nueva universidad más libre, más democrática y más profesional que todos anhelábamos". Y ha descrito el impacto de la UAB en su vida: "es la universidad donde he crecido, la que más ha influido en mi vida profesional. Junto a mi querida USC, son las universidades de las que más he recibido y a las que he intentado aportar todo lo que he podido”. Ha concluido su intervención sintetizando las "tres claves" que considera "importantes para el desarrollo de una carrera científica": la ilusión, el compromiso y el equipo.

La UAB rinde homenaje al “liderazgo en formación de grupos de investigación” de Juan...
Comentarios