sábado. 04.02.2023

La Consellería de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda publica un informe sobre la influencia de la pandemia de la Covid-19 en la calidad del aire en Galicia, del que se desprende que la reducción del tráfico -por mor del Estado de alarma que limitó la movilidad de las personas- derivó en una mejora de la calidad del aire en la comunidad.

En términos generales, Galicia dispone de una buena calidad del aire tanto en las ciudades, como en las villas y en las zonas rurales, tal y como demuestran los datos de concentración de contaminantes en el aire ambiente registrados por los analizadores automáticos de las estaciones de la red de Calidad del aire de Galicia. No obstante, los datos registrados en el año 2020 también ponen de manifiesto la influencia de las restricciones derivadas de la pandemia de la Covid-19 en la calidad del aire, y sobre todo la influencia directa del tráfico en la calidad del aire de las ciudades.

Así, los datos registrados en 2020 muestran unos niveles de contaminación inferiores respecto al año 2019 para una materia relacionada directamente con el tráfico, como es el dióxido de nitrógeno (NO2); pues se observó un importante descenso en todas las estaciones de la red de calidad del aire en el mes de abril (el período en la que se dieron las restricciones más severas) y un aumento de estos niveles en los meses de septiembre y noviembre, cuando se retomó la movilidad habitual en las villas y ciudades.

Todas las estaciones de calidad del aire de la Xunta registraron en 2020 una media anual menor que en 2019, con una reducción más acusada en las estaciones de tráfico. La merma de las medias anuales oscila entre un 45% de la estación de Vigo, situada en Lope de Vega, y un 16% de la estación de Ponteareas.

Otro valor a tener en cuenta son las partículas PM10, sobre las que también se observa una reducción de las medias anuales en la mayoría de las estaciones de la red. Dicha reducción que oscila entre un 23%, registrado en Lalín, y un 6%, en Laza.

El motivo de esta variabilidad en la reducción de la concentración medida anual de PM10 es que esta materia puede producirse debido a múltiples fuentes, tanto de origen antropogénico como natural. A modo de ejemplo, la reducción de la media anual en la estación de Torre de Hércules de A Coruña fue de un 3% ya que esta estación está muy influenciada por el aerosol marino, de origen natural, y no está afectada por fuentes de origen antropogénico.

La fuente principal de PM2.5 en las ciudades es el tráfico rodado, por eso el valor medio anual de PM2,5 en todas las ciudades gallegas fue más bajo en 2020; la mayor reducción tuvo lugar en la estación de San Caetano, mientras que en una estación de fondo rural, como es la de Laza, no se observó diferencia entre la media de 2019 y 2020.

Al igual que lo sucedido del dióxido de nitrógeno (NO2) en abril hubo una destacable bajada de la concentración de partículas en todas las estaciones, incluidas estaciones de fondo como Lalín. No obstante, en el mes de septiembre se observa una subida considerable en todas las estaciones de las partículas PM2,5 al igual que lo acontecido con la concentración del NO2.

Esta situación pone de manifiesto la importante relación, e influencia, que tiene el tráfico rodado en la calidad del aire de las aglomeraciones urbanas, y es una demostración evidente de la relación directa entre reducir el tráfico en las ciudades y la mejoría inmediata de la calidad del aire, en consecuencia conseguir efectos positivos para la salud de la población en general y la protección de los ecosistemas.

Mejora de la calidad del aire