jueves. 13.06.2024

Silvia Rodríguez Coladas, escritora: “El humor en Bosquesanto es parte de mi genética gallega”

La escritora Silvia Rodríguez Coladas, autora de Bosquesanto, una novela negra que discurre en una aldea de Galicia, se sometió a una entrevista este domingo ante un público en el Pazo de la Saleta, en Pontevedra.  El entrevistador fue Alexander Vórtice (Pontevedra, 1979), poeta, novelista, columnista, escritor y colaborador en periódicos y en diversos blogs literarios tanto en España como en Sudamérica, así como en revistas culturales.
Silvia Rodríguez Colada se sometió a las preguntas de Alexander Vórtice sobre su novela Bosquesanto.
Silvia Rodríguez Coladas se sometió a las preguntas de Alexander Vórtice sobre su novela Bosquesanto.

La escritora Silvia Rodríguez Coladas, autora de Bosquesanto, una novela negra que discurre en una aldea de Galicia, se sometió a una entrevista este domingo ante un público en el Pazo de la Saleta, en Pontevedra.  El entrevistador fue Alexander Vórtice (Pontevedra, 1979), poeta, novelista, columnista, escritor y colaborador en periódicos y en diversos blogs literarios tanto en España como en Sudamérica, así como en revistas culturales.

Vórtice desarrolló su diálogo con la escritora con un gran sentido del humor que fue tácitamente seguido por Rodríguez Coladas. La escritora asegura que Galicia es una gran fuente de inspiración para ella. También confesó que ciertos problemas vecinales la impulsaron a una escritura terapéutica.

El ‘epicentro’ de Bosquesanto es el Pazo de La Saleta. Rodríguez Coladas entró en contacto con la Naturaleza y, a raíz de su nueva residencia, adquirió conocimientos de botánica. El título del libro, Bosquesanto, fue creado por la escritora por analogía con camposanto. La novela está llena de asesinatos.

Rodríguez Coladas confiesa, así mismo, su preferencia por el género de la novela negra así como la ciencia ficción, la fantasía…

A la pregunta de Alexander Vórtice de si podría ser llevada al cine Bosquesanto, Rodríguez Coladas cree que tiene rasgos cinematográficos pero intuye también alguna dificultad de guión para que la interprete el séptimo arte.

A la pregunta del entrevistador de si se ve reflejada en la protagonista de Bosquesanto, Silvia contesta que sí, en rasgos como la limpieza o la religiosidad.

Sobre las lecturas que influyeron en la escritura de Bosquesanto, la autora señala como referente la novela Cumbres Borrascosas. Una de las diferencias, señala, es el humor que hay en Bosquesanto. Vórtice habló de retranca, ironía…Y la autora confirma que ese humor es algo que forma parte de su personalidad. “Es genética gallega”, dice.

Otro tema que se desprende de Bosquesanto es el uso de venenos vegetales. Además concluyen que éstos son de muy fácil acceso… Silvia Rodríguez Coladas puso como ejemplo de esto la planta del ricino que está al alcance de todo el mundo...

También se habló de la doble moral y la actitud justiciera de la protagonista de Bosquesanto, que se toma la justicia por su mano, creyendo hacer una labor divina. Rodríguez Coladas ve preocupante que la mayoría de los lectores simpatice con la protagonista…

En otro sentido, el entrevistador recordó cómo Bosquesanto es finalista del Premio Silverio Cañadas de Semana Negra de Gijón que se dirimirá en unos meses.

Silvia Rodríguez Coladas afirmó que muchos lectores le pidieron una segunda parte de Bosquesanto. “No digo que no, pero ahora mismo no estoy en eso”, contestó. La escritora trabaja en un libro sobre su experiencia en el Jardín Botánico de La Saleta. Libro que califica de autoayuda en el que se habla de la conexión entre el hombre y la Naturaleza. Y desveló el título: “No soy metálico en el jardín botánico’.

Además tiene empezada una novela “en la que va a haber muchos asesinatos porque va a ser vampírica”, dice la escritora.

La entrevista terminó con las preguntas del público, así como con algunas intervenciones del entrevistador destacando rasgos de la personalidad de la autora de Bosquesanto.

Silvia Rodríguez Coladas, escritora: “El humor en Bosquesanto es parte de mi genética...
Comentarios