domingo. 21.04.2024

Existen muchas maneras de lesionarse el hombro si no se tiene cuidado: después de un movimiento brusco, tras una prolongada actividad física o simplemente por una contusión. 

Esta articulación se compone de tres huesos: la clavícula, el omóplato y el húmero, y es las más móvil del cuerpo humano ya que aúna huesos, músculos, tendones, cartílagos y nervios; y que contiene una bolsa sinovial, que en caso de deterioro o rotura puede ocasionarnos fuertes dolores y dificultad para movernos. Pero tiene un problema que la hace ser bastante inestable y es que la bola de la parte superior del brazo es más grande que la cavidad que la sujeta. 

LESIONES DE HOMBRO MAS COMUNES

Es una afección muy habitual si no se es precavido y suele ser especialmente frecuente en deportistas y personas de edad avanzada. El principal motivo por el que se produce son los traumatismos, directos o indirectos, que provocan una luxación o una fractura.

Otra causa frecuente es la excesiva repetición de movimientos de brazo por encima de la cabeza. Esto puede ocasionar inflamación progresiva del espacio existente entre el acromion, que es una extensión ósea de la escápula, y los tendones del manguito rotador, lo que acaba dañando estos últimos.

Una de las patologías de hombro más recurrentes es la inflamación del manguito rotador, es decir, dolor en el área formada por los músculos y tendones y que puede derivar en tendinopatía o bursitis. 

Por otro lado, a los deportistas seguro que te suena el término “luxación de hombro”. Ocurre cuando la cabeza el húmero se desencaja de su sitio, provocando un dolor muy agudo y deformando la zona. 

Finalmente, entre los manguitos rotadores se encuentra el tendón supraespinoso, que ayuda a estabilizar la articulación y es el que se lesiona con mayor regularidad. Estas tres afecciones son las más habituales en la zona del hombro y pueden tratarse con fisioterapia y, en caso necesario, con cirugía.

¿CÓMO SE REALIZA UNA CIRUGÍA DE HOBRO?

Existen varios tipos y, según la lesión, se tendrá en cuenta una intervención u otra. En Clínica Elgeadi somos expertos en artroscopia. Es la que causa menos molestia y conlleva una sanación más rápida y con menos riesgos. Tras realizar una pequeña incisión en la piel se utiliza una cámara diminuta que ayudará a examinar y reparar la zona dañada. Con esta técnica se pueden tratar un desgarro muscular o traumatismos en los manguitos rotadores. Utilizando la misma técnica se puede reparar lesiones articulares como lesiones en el labrum o incluso luxaciones recidivantes

TIEMPO DE BAJA TRAS LA OPERACIÓN DE HOMBRO

La recuperación tras una intervención como la explicada suele durar entre 1 y 6 meses, y produce menos dolor y rigidez que otras cirugías. El peligro de complicaciones es mínimo ya que se trata de un procedimiento rutinario para la mayoría de los cirujanos y, siempre y cuando se sigan las instrucciones proporcionadas por los traumatólogos y fisioterapeutas, se podrá volver a la normalidad sin riesgos de sufrir agravamientos.

Implica llevar un cabestrillo y ejercitar la muñeca y los dedos para que no pierdan movilidad, evitando en la medida de lo posible mover el brazo. Para dormir, se debe evitar apoyar el peso sobre la zona afectada y adoptar una postura, de preferencia vertical, elevando el tronco con almohadas y cojines.

RUTINAS DE REHABILITACIÓN DE HOMBRO

Para reducir el malestar, y en caso de existir inflamación en el área, es recomendable someterse a terapias manuales y electroterapia para estimular la articulación y así devolverle su fuerza y estabilidad. También, los profesionales realizarán estiramientos y ejercicios guiados con el paciente. 

El agua, además, es una gran aliada. El medio acuático permite mejorar la movilidad sin apenas molestias, exagerando el movimiento del brazo sin llevar a las articulaciones al límite. Existen piscinas terapéuticas en las que ejercitarse con rutinas de flexión y extensión, abducción y aducción, entre otros. 

Si te duele el hombro y piensas que puedes haber sufrido una lesión, no dejes que “se te pase solo” y acude a un especialista. Este tipo de patologías necesitan rehabilitación para evitar que se cronifiquen, y te impidan volver a una rutina normalizada.

 

Dr. Amr Abdelmageed, especialista en Cirugía Ortopédica y Traumatología de hombro y rodilla

Rehabilitación de hombro: ejercicios y tratamientos
Comentarios