domingo. 14.07.2024

Emprender como autónomo a los 50 años

Quizá alguno se pregunte, ante esta situación, ¿qué se puede recomendar a una persona que quiera emprender un trabajo personal, como autónomo, a esa edad o más años, estando en situación de desempleo?

Quizá alguno se pregunte, ante esta situación, ¿qué se puede recomendar a una persona que quiera emprender un trabajo personal, como autónomo, a esa edad o más años, estando en situación de desempleo?

No es magistral la respuesta, porque habrá muchas y -algunas- acertadas. Ahora bien, no hay que obviar que puede ser un desafío, pero también puede ser una oportunidad para desarrollar habilidades y perseguir pasiones personales. Algunos pasos para reflexionar:

  • Haz una evaluación honesta de tus habilidades, experiencia y pasiones. Identifica tus fortalezas y debilidades, así como tus intereses y lo que te motiva. Algunos usan una matriz DAFO, que te recomiendo.
  • Investiga el mercado para identificar oportunidades en tu área de interés. Considera las tendencias que hay en el mercado y busca nichos donde puedas despuntar.
  • Si es necesario, adquiere nuevas habilidades o actualiza las existentes. La formación continua es clave para mantenerte relevante en el mercado.
  • Elabora un breve plan de empresa (plan financiero realista) que incluya los costos iniciales, los gastos operativos y un presupuesto personal. Asegúrate de tener suficiente respaldo financiero para cubrir tus necesidades durante los primeros meses o incluso años. Te puedes ayudar de un CANVAS.
  • Busca el asesoramiento de profesionales, quizás seniors expertos de alguna asociación de voluntariado empresarial, por ejemplo SECOT, que tiene una red de asesores por todas España, para comprender las implicaciones fiscales y legales de tu negocio.
  • Aprovecha tu red de contactos existente y establece nuevas conexiones en tu entorno y área de tu idea. El networking puede ser crucial para obtener apoyo, consejos y oportunidades de colaboración
  • Desarrolla una marca personal sólida. Crea un sitio web profesional y utiliza las redes sociales para promocionar tus servicios.
  • Prepárate para enfrentar desafíos y fracasos. La resiliencia (palabra del mundo de los ensayos de materiales, concretamente con el péndul Charpy, que ahora todos quieren apropiarse de ella como la perla mágica de las conversaciones) es clave en el mundo empresarial, y aprender de las dificultades puede ser una parte importante del proceso. Resiste.
  • Realiza una investigación exhaustiva de mercado para comprender a tus competidores y tus posibles clientes. Identifica el valor añadido de su producto o servicio; lo que te distingue.

Pero, si quieres esquivar todo este ajetreo – o no tienes ganas- de análisis, estudios, preparación, consultas… Y lo que quieres es empezar alguna tarea o trabajo, porque tienes habilidades o conocimientos en esa área específica. En ese caso, puedes considerar los siguientes caminos:

  • Freelance en tu área de experiencia.
  • Consultoría, asesoramiento para resolver problemas específicos.
  • Trabajos temporales o a tiempo parcial, que se ajusten a tus habilidades y preferencias.
  • Únete a una franquicia o modelos de negocio probado.

La experiencia y el conocimiento adquiridos a lo largo de los años son valiosos, aunque no tengamos titulación universitaria. La clave es identificar cómo esos conocimientos pueden traducirse en oportunidades de trabajo o emprendimiento. Los factores incertidumbre y riesgo siempre estarán presente, pero la fuerte carga de emprendimiento no se amilanará.

Ramón Santorio

Presidente SECOT Vigo

Emprender como autónomo a los 50 años
Comentarios