sábado. 20.04.2024

El papa ambientalista

Ante la crisis ambiental global que padecemos, el papa Francisco, nos advierte de que el daño que la humanidad está haciendo al planeta ya no se limita al clima, al agua y al suelo, sino que ahora amenaza la vida misma en la Tierra, y nos insta a que detengamos nuestros abusos y su destrucción, y excesos consumistas; y aboga por poner en marcha políticas con una visión de futuro ante la necesidad urgente de proteger el medio ambiente, y anima a los jóvenes de todo el mundo a cuidar el planeta.

Ante la crisis ambiental global que padecemos, el papa Francisco, nos advierte de que el daño que la humanidad está haciendo al planeta ya no se limita al clima, al agua y al suelo, sino que ahora amenaza la vida misma en la Tierra, y nos insta a que detengamos nuestros abusos y su destrucción, y excesos consumistas; y aboga por poner en marcha políticas con una visión de futuro ante la necesidad urgente de proteger el medio ambiente, y anima a los jóvenes de todo el mundo a cuidar el planeta.

Con motivo de la COP28 (Dubái, 2023), el papa Francisco hizo un llamamiento ante la inacción política para afrontar la crisis climática, condicionada por intereses de poder y económicos, de cara a actuar de inmediato y con valor para frenar el cambio climático. Una inoportuna gripe le impidió participar en la Cumbre del Clima, a la que había pedido actuar con responsabilidad ante la herencia que dejaremos tras nuestro paso por este mundo y reaccionar frente al cambio climático; ya que, de no hacerlo, perjudicará de modo creciente la vida de millones de personas.

Pese al liderazgo de la UE en la lucha contra el cambio climático desde la adopción del Protocolo de Kioto, entre los gobernantes del mundo no hay unanimidad para la unidad de acción de cara a construir y desarrollar estrategias que permitan combatir el grave problema ambiental, sanitario y social que representa el cambio climático; los países que más se resisten a descarbonizar el planeta y acelerar la transición energética son precisamente los que más han contribuido históricamente al calentamiento global (EEUU, China, Rusia, Brasil, Indonesia), hay demasiados intereses económicos en juego.

En 2015, el papa Francisco publicó la carta encíclica Laudato Si´ sobre el Cuidado de la Casa Común, inspirada en el cántico de las criaturas de san Francisco de Asís, es un canto a la ecología y a la salud de la humanidad, y a la conversión ecológica para que las personas de fe avancen hacia un mundo mejor y más solidario; es un llamamiento a integrar la ecología y la calidad de vida en las políticas públicas ¿Quién me iba a decir en mis inicios dispuesto a abrir nuevos caminos hacia la salud ambiental planetaria, que de la mano del arzobispo Monseñor Julián Barrio iba a presentar la encíclica papal en Compostela, y difundirla en España e Iberoamérica?

En 2023, el papa Francisco, predicando con el ejemplo, apostó por electrificar el parque automovilístico del Vaticano, dónde utilizará un papamóvil eléctrico, con la finalidad de lograr una movilidad neutra en emisiones de CO2 en 2030, y para ello firmó un acuerdo con VW para que en 2024 le suministre 40 coches (ya le entregaron al papa Francisco dos ID.3 Pro 0 emisiones; el mismo coche que yo utilizo desde el 2021).

En un mundo con ausencia de líderes capaces de dirigir los destinos de los pueblos del mundo hacia la paz, la justicia social y la igual dignidad para todos, emerge la figura del papa Francisco, la única persona con liderazgo capaz de influir en una parte importante de la población mundial; al que siempre le agradeceré su bendición apostólica en mi Liber Amicorum (2016). ¡Salud y larga vida al papa Francisco!

El papa ambientalista
Comentarios