jueves. 06.10.2022

Feiras novas, la alegría, la música y las luces de los limianos

Rodeados de cientos de limianos, que desafiaron el tiempo que no estaba seguro y que dejó caer alguna lluvia, salieron a cantar y bailar al son de la música, mientras llegaba la hora de la apertura de la iluminación oficial de Feiras Novas. Un espectáculo que grabaron en sus móviles.
IMG_2805
IMG_2805

Los limianos desbordan alegría en estas Feiras Novas. Ayer noche fue la apertura oficial de la iluminación, que se completó con la  Arruada de Concertinas–Encontro Concelhio de Concertinas y que, junto con una multitud de asistentes,  pasaron  los arcos de luces iluminados. Luego algunas se quedaron cantando mientras el público las rodeaba y seguía sus músicas e incluso bailaba.

Rosinda Fernandes, de 61 años, forma parte del Rancho Folclórico de Anais. Anoche algunos de sus miembros estuvieron en ese encuentro de Concertinas. Estaba feliz y más cuando vio a su nieta aupada en los hombros de su hija. Ella y sus compañeros cantando al son de la concertina (parecida al acordeón pero más pequeña y en lugar de teclado tiene botones), las castañuelas y un bombo. En cada hogar limiano hay sitio para este instrumento –la concertina-  que tocan jóvenes y mayores, mujeres y hombres, sin distinción.

Rodeados de cientos de limianos, que desafiaron el tiempo que estaba poco seguro y que dejó caer alguna lluvia, salieron a cantar y bailar al son de la música, mientras llegaba la hora de la apertura de la iluminación oficial de Feiras Novas. Un espectáculo que grabaron en sus móviles.

El arenal, aparcamiento acostumbrado, lo habían tomado los feirantes que mostraban un variado repertorio de atracciones. A los tradicionales coches de choque y caballitos se sumaban otras de fuertes sensaciones, como un tren de cremallera que subía y baja en una V de vértigo e interminable para alguno de sus ocasionales pasajeros. También el pulpo causaba con sus brazos articulados emociones y sensaciones estresantes en sus usuarios. Había varios ‘punchig  ball’ para que los adolescentes compitieran en pegada, tómbolas de tirar dardos para ganarse un peluche, otras de disparar con escopeta... En comidas, de todo: ‘farturas’ sobre todo, puestos algodón de azúcar, venta de ropa, de artesanía, de embutidos...Situados, a ambos lados de la calle, desde el chafaris hasta el final de la avenida de los plátanos. Con los vendedores foráneos competían los restaurantes y tiendas habituales para ofrecer sus mejores productos.

Ponte de Lima reflejaba en sus calles una pirámide poblacional muy joven. Se paseaba esta noche mucha juventud y muchas familias con niños pequeños.

Finalmente el agua respetó la ilusionante fiesta que no ha hecho más que empezar. Quedan muchos eventos hasta el día 12 en que terminará. Los limianos recuperan la ilusión de unas Feiras Novas con nabsoluta normalidad. Son su celebración anual y acogen muy bien a los visitantes. Dos platos fuertes, el sábado el Cortejo Etnográfico (16.00 hora portuguesa) y el Cortejo Histórico (15.30 portuguesa), el domingo. Diario Luso-Galaico no faltará a esas citas ineludibles para un limiano y en las que se refleja en buen hacer colectivo.

Feiras novas, la alegría, la música y las luces de los limianos
Comentarios