martes. 21.05.2024

A bordo del buque arrastrero Baqueiro la cría de lobo marino ceniciento Maxibar regresó al medio natural tras completar su recuperación en el centro dependiente de la Consellería del Mar. El Instituto Gallego de Formación en Acuicultura (Igafa) lo despidió. Esta acción forma parte de la colaboración que viene manteniendo desde el año 2003 la Xunta, a través de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda, con la Coordinadora para el Estudio de los Mamíferos Marinos (Cemma) para la recuperación de este tipo de animales que llegan a costas gallegas en mal estado de salud o heridos.

El lobo marino ceniciento Maxibar vuelve al medio natural tras completar su recuperación en el Igafa.

Este ejemplar de lobo marino fue recogido el pasado mes de diciembre en Baiona por la unidad móvil de la Cemma y trasladado a la UCI que la organización tiene en Nigrán para su rehabilitación, puesto que presentaba un alto grado de desnutrición, deshidratación y neumonía. Tras constatar que su evolución era favorable, Maxibar fue trasladado al Igafa el pasado 16 de febrero para comenzar la segunda fase de recuperación, como paso previo a su liberación en medio natural. Con este ya son tres los ejemplares de lobos marinos -Maxibar, Cadrado y Leis- que se recuperaron en lo que va de año en las instalaciones de la Cemma y del Instituto Gallego de Formación en Acuicultura.
 

La cría de lobo marino ceniciento Maxibar vuelve al medio natural