viernes 20/5/22

La falta de viento dejó en blanco los marcadores

Tras una primera jornada en la que el escaso viento solo permitió la celebración de una de las tres pruebas previstas en la bahía de Baiona y una segunda etapa en la que la niebla obligó a acortar el recorrido costero entre Baiona y Combarro y dificultó la navegación de la flota; este domingo, en el tercer y último día de competición, la falta de viento dejó en blanco los marcadores. La última prueba del programa, un trazado costero entre Combarro y Baiona, fue anulada y la clasificación final quedó definida con dos pruebas para la clase J80 y una única prueba para el resto de clases.
El Bouvento de Óscar Comesaña ganador en la clase Fígaro. ©  ANTÍA MARTÍNEZ.
El Bouvento de Óscar Comesaña ganador en la clase Fígaro. © ANTÍA MARTÍNEZ.

Baiona, Vigo y Combarro se repartieron los premios de la última edición del Trofeo Repsol celebrada estos días en las Rías Baixas, una competición en la que la meteorología tuvo un gran protagonismo y marcó los tres días de regatas.

Tras una primera jornada en la que el escaso viento solo permitió la celebración de una de las tres pruebas previstas en la bahía de Baiona y una segunda etapa en la que la niebla obligó a acortar el recorrido costero entre Baiona y Combarro y dificultó la navegación de la flota; este domingo, en el tercer y último día de competición, la falta de viento dejó en blanco los marcadores. La última prueba del programa, un trazado costero entre Combarro y Baiona, fue anulada y la clasificación final quedó definida con dos pruebas para la clase J80 y una única prueba para el resto de clases.

En ORC 1-2-3, el vencedor fue el Magical de Julio Rodríguez. Su victoria hace apenas unas semanas en el Trofeo Comunica y este nuevo triunfo en el Trofeo Repsol dejan claro que la tripulación del Real Club Náutico de Vigo será uno de los equipos a tener en cuenta en la temporada regatera gallega. El Sailway de Rodrigo Ojea (CM Canido); y el Aceites Abril, de Jorge Pérez Canal (RCN Vigo), quedaron segundo y tercero respectivamente.

En ORC 4, el Sagar V de Rolando Andrade, del Ro Yacht Club de Combarro, se llevó los laureles de una clase en la que el Deep Blue 2.1 de Vicente Cid (RCN Vigo) y el Maracaná de Carlos García (RCM Aguete), se hicieron con la plata y el bronce.

En ORC 5, dos barcos del Monte Real acabaron en primera y segunda posición: el Secolite de Javier Rey y el Bouvento de Óscar José Comesaña. El Marcolfo de Antonio Francisco Gómez, del náutico de Vigo, ocupó el tercer cajón del podio.

En ORC A2, el buen mano a mano que protagonizaron el portugués Rui Ramada y el gallego Óscar Peixoto a bordo del Yess del MRCYB, les permitió hacerse con el triunfo e imponerse al Vagalume de Luis Vidal y Eva Fernández, que quedó segundo.

En J80, el Alboroto de Javier Aguado se coronó como merecido vencedor de la clase, tras firmar dos primeros puestos en las dos pruebas disputadas. Dejó la plata y el bronce al Okofen de Javier de la Gándara y el Cansino de Alejandra Suárez.

En la categoría Fígaro, el Bouvento de Óscar José Comesaña, el Silleiro de Ángela Rodríguez y el Erizana de Marta Quintáns acabaron primero, segundo y tercero.

PREMIOS

Además de los trofeos de las diferentes categorías, en el Trofeo Repsol de este año se pusieron en juego dos premios especiales. Uno, a la mejor tripulación femenina de la competición, recayó en la tripulación del Silleiro de Ángela Rodríguez.

El otro premio especial, al mejor J80, que se llevó el Alboroto de Javier Aguado, consistió en un patrocinio de 7.000 euros para que la tripulación pueda acudir al europeo de la clase que se celebra este verano en Francia. Con esta iniciativa, el Monte Real Club de Yates pretende seguir incentivando a la flota de J80 de cara a los campeonatos de España y del mundo que el club organizará este año y el que viene

SUPER SERIES

Así las cosas, la Regata de Primavera del Monte Real Club de Yates despidió su cuadragésimo cuarta edición reafirmándose como una de las competiciones más interesantes del panorama náutico gallego, tanto por el número de participantes como por los cambios que se van introduciendo año tras año, lo que permite dar frescura a una de las regatas con más solera de España.

Tras culminar la cita náutica con la entrega de premios a los vencedores, en la que participaron el gerente y la jefa de Marina y Pesca de Repsol, Carlos Sánchez Nieto e Inés González Megido; el alcalde de Baiona, Carlos Gómez; y el presidente y vicepresidente del Monte Real Club de Yates, José Luis Álvarez y Alejandro Retolaza; el Monte Real pone ya en foco en su gran cita del 2022: la ABANCA 52 SUPER SERIES · Baiona Sailing Week.

El circuito de monocascos más prestigioso del mundo recalará en la villa marinera gallega entre el 23 y el 28 de este mes y desde el club baionés ya tienen todo listo para lo que será, sin duda, el evento náutico del año en Galicia, patrocinado por ABANCA y el Xacobeo 21-22.

La falta de viento dejó en blanco los marcadores