viernes. 08.12.2023

La Xunta autoriza la contratación de las obras del Centro de ciberseguridad de Galicia, en San Cibrao das Viñas

El nuevo centro nace con el objetivo de fortalecer “la ciberseguridad” en el entorno de la administración pública, de la ciudadanía y de las empresas; apoyar la innovación en el sector productivo mediante el logro de la excelencia en la investigación; “fomentar el desarrollo de proyectos vinculados a la ciberseguridad” y promover el emprendimiento en este ámbito.
El edificio dispondrá de una superficie útil de más de 2.100 m2; y se configura en cuatro bloques rotando sobre un espacio central, de planta circular y formato poligonal.
El edificio dispondrá de una superficie útil de más de 2.100 m2; y se configura en cuatro bloques rotando sobre un espacio central, de planta circular y formato poligonal.

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, anunció hoy que el Consello dio hoy el visto bueno a la contratación de las obras para la construcción del Centro de Excelencia en Ciberseguridad de Galicia en los terrenos del Parque Tecnológico de Galicia, en San Cibrao das Viñas, que supondrá una inversión de más de 6 M€.

Tal y como explicó el presidente, el nuevo centro nace con el objetivo de fortalecer “la ciberseguridad” en el entorno de la administración pública, de la ciudadanía y de las empresas; apoyar la innovación en el sector productivo mediante el logro de la excelencia en la investigación; “fomentar el desarrollo de proyectos vinculados a la ciberseguridad” y promover el emprendimiento en este ámbito.

El departamento de Infraestructuras de la Xunta prevé licitar las obras a lo largo de este mes de agosto, para poder adjudicarlas en otoño y empezarlas a principio del 2024. El objetivo con el que se trabaja es poder poner en marcha el nuevo centro en el año 2025, ya que las obras cuentan con un plazo de ejecución de 20 meses.

El edificio que albergará el Centro de Excelencia en Ciberseguridad de Galicia se construirá en la parcela 3Y de la Tecnópole, con una superficie útil de más de 2.100 m2. El edificio se configura en cuatro bloques rotando sobre un espacio central, de planta circular y formato poligonal, que albergará las funciones para las que es concebido.

El edificio, que se utilizará también con el objetivo de fomentar la I +D+i y el emprendimiento en el ámbito de la ciberseguridad, en un modelo de colaboración público-privada, acogerá diferentes espacios de uso para las administraciones, las empresas o los emprendedores.

Rueda resaltó que el futuro centro se va a encargar de supervisar “la ciberseguridad de las administraciones públicas” a través de una sala de monitorización en la que se controlarán los sistemas informáticos de las entidades interesadas y se detectará cualquier alerta. El recinto contará además con una sala específica por si surge alguna crisis en materia de ciberseguridad.

Además, tal y como explicó el presidente, “el centro dará apoyo al desarrollo de proyectos de innovación o la I +D en ciberseguridad” a través de un centro demostrador en el que pondrán a prueba nuevas tecnologías para después mostrarlas al sector productivo que va a ser destinatario de las mismas o con laboratorios y otros espacios que pueden usar las empresas y emprendedores.

CARÁCTER FUNCIONAL DE LOS ESPACIOS

En el diseño del Centro de Excelencia en Ciberseguridad de Galicia se prima el compromiso con la arquitectura del futuro y con la calidad de vida de sus trabajadores como objetivo esencial. Destaca así la originalidad tipológica en la configuración del edificio, que apuesta por la expresión tecnológica de la función que alberga, con una envolvente ligera metálica y vidriada que flota en el contexto desnaturalizado de la Tecnópole, generando un paisaje hacia el interior a través de un cinto verde vegetal formado por diferentes especies de árboles.

En concreto, el edificio se estructura en cuatro elementos que expresan su carácter funcional en el conjunto y que se articulan alrededor de un espacio central de acceso y circulaciones en forma de disco horizontal con control visual directo a los espacios de los cuatro bloques.

La sala de operadores, que se alojará en una de las piezas más significativas de la actuación en la posición noroeste de la parcela, albergará en su planta superior los espacios servidores de esta, como son el despacho, el laboratorio, la sala de crisis y la sala de reuniones.

En el lado contrario, hacia el sureste, se sitúa la pieza de laboratorios y centro demostrador, que se organizan de modo que mediante paneles móviles pueden configurarse en un espacio conjunto para demostraciones de mayor envergadura. Estos espacios tendrán doble altura, situándose en una zona parcialmente superior una sala de máquinas de climatización.

En la diagonal del eje contrario, situación noroeste-sudoeste, se proyectan dos piezas arquitectónicas análogas con dos plantas, para usos administrativos, para aseos, espacios para uso interno del centro, para emprendedores o para el alquiler de empresas privadas. Estas dos piezas análogas se forman mediante la disposición de dos piezas arquitectónicas que se traban mediante una brecha central de circulaciones verticales y horizontales.

En la ejecución de las obras del edificio se proponen una tecnología de obra seca y ultraligera, materiales de prestaciones avanzadas recuperables y desmontables. También destaca la ausencia intencionada de falsos techos y la austeridad y transparencia, mostrando la construcción del edificio.

La sostenibilidad y eficiencia energética es también otro aspecto cuidado en el diseño del edificio, en el que se propone un sistema de climatización mixto, dimensionado para poder proporcionar todo el calor con geotermia y la refrigeración con geotermia/aerotermia. Este sistema mixto reduce considerablemente los costes iniciales de inversión para un sistema completo de climatización por geotermia y, a la vez, mantiene todas las ventajas energéticas de ambas instalaciones geotermia/aerotermia.

El Gobierno gallego impulsa el Centro de Excelencia en Ciberseguridad de Galicia, que se convertirá en un punto de encuentro entre la innovación en ciberseguridad y las necesidades y retos de la sociedad. Con la puesta en marcha de este edificio, la Comunidad da un paso importante en el camino de una Galicia inteligente que apuesta por el crecimiento de la economía gallega basado en las tecnologías.

El centro trabajará en colaboración con las diputaciones provinciales, con las entidades locales, a través de la Fegamp, con las universidades gallegas y centros tecnológicos y de innovación y con el tejido empresarial del sector. La vocación de este centro es estar a disposición de toda la sociedad.

El Centro de Excelencia en Ciberseguridad de Galicia se materializará a través de la colaboración entre la Consellería de Facenda, a través de la Agencia para la Modernización Tecnológica de Galicia, responsable de este proyecto, y la Consellería de Infraestructuras e Mobilidade, que acometerá las obras de edificación.

Esta intervención será financiada con fondos del Mecanismo de recuperación y resiliencia, del programa Next Generation UE.

La Xunta autoriza la contratación de las obras del Centro de ciberseguridad de Galicia,...
Comentarios