martes. 27.09.2022

La situación 'real' del lobo en los territorios autonómicos llega al Parlamento europeo

La responsable gallega subrayó que para asegurar la continuidad del lobo en Galicia y su convivencia con el sector primario, la Xunta aprobó en 2008 un Plan de gestión específico que, entre otras medidas, preveía la posibilidad de autorizar acciones puntuales de control sobre las poblaciones de esta especie, así como ayudas económicas dirigidas tanto a prevenir posibles ataques como a paliar, de ser el caso, los daños causados, movilizando la tal fin 5,85 millones de euros entre los años 2016 y 2022.
La conselleira de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda y sus homólogos autonómicos se entrevistaron hoy con el comisario europeo Virginijus Sinkevincius.
La conselleira de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda y sus homólogos autonómicos se entrevistaron hoy con el comisario europeo Virginijus Sinkevincius.

Galicia, Asturias, Cantabria y Castilla y León solicitarán comparecer de manera conjunta ante el Parlamento Europeo para dar a conocer la situación “real” del lobo ibérico al norte del río Duero, así como las dificultades con las que afrontan las cuatro comunidades su gestión desde que el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miterd) decidió incluirlo, hace un año, en el Listado de especies silvestres en régimen de protección especial (Lesrpe).

Así se lo trasladaron esta mañana a conselleira de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda, Ángeles Vázquez, acompañada por sus homólogos autonómicos, al comisario europeo de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, Virginijus Sinkevincius, con quien mantuvieron una reunión en Bruselas para hablar, precisamente, del lobo ibérico, de su estado de conservación actual y de la necesidad de mantener el difícil equilibrio entre esta especie y la actividad agroganadera con la que comparte territorio.

En este sentido, la responsable gallega subrayó que para asegurar la continuidad del lobo en Galicia y su convivencia con el sector primario, la Xunta aprobó en 2008 un Plan de gestión específico que, entre otras medidas, preveía la posibilidad de autorizar acciones puntuales de control sobre las poblaciones de esta especie, así como ayudas económicas dirigidas tanto a prevenir posibles ataques como a paliar, de ser el caso, los daños causados, movilizando la tal fin 5,85 millones de euros entre los años 2016 y 2022.

El resultado de estos esfuerzos, tal y como dijo, fue que durante los últimos 15 años se logró mantener en un estado de conservación “favorable” las poblaciones de lobo existentes en Galicia, garantizando a la vez su convivencia con el medio rural. Esta situación, sin embargo, contrasta con las conclusiones transmitidas por el Gobierno central a las autoridades comunitarias sobre la situación actual de la especie en estas cuatro comunidades, un territorio que concentra el 95% de los ejemplares de lobo ibérico de todo el país y cuya realidad no tiene nada que ver con la que presentan las poblaciones al sur del río Duero.

Así, los cuatro representantes autonómicos le entregaron al comisario una carta conjunta en la que le trasladan la situación que supuso para sus territorios a inclusión de esta especie en la Lesrpe, lo que les impidió llevar a cabo a gestión y conservación del lobo como venían haciendo desde hay más de una década, con controles mediante la extracción de ejemplares puntuales por el daños causados en las explotaciones ganaderas.

En la misma línea, censuran que el informe de seguimiento sexenal remitido por España sobre el lobo contenga “errores incomprensibles” y concluya que el estado de conservación de la especie es “desfavorable inadecuado”, algo que no se corresponde con la realidad ni con los datos acercados por los Gobiernos regionales, administraciones responsables de la gestión de las poblaciones nos sus respectivos territorios.

Por eso, defendieron también la necesidad de reforzar el peso de las regiones en la Unión Europea para que el trabajo que realizan en el marco de sus competencias las comunidades autónomas pueda ser tenido en cuenta y valorado.

SITUACIÓN EN GALICIA

Con relación a la situación concreta de Galicia, Ángeles Vázquez explicó que del análisis realizado por la Xunta sobre la dinámica poblacional de la especie, su área de distribución natural y las perspectivas futuras durante el período 2013-2018, se concluyó “claramente” que el lobo presenta un estado de conservación “favorable”.

De hecho, avanzó que los trabajos para actualizar el censo del lobo en la Comunidad —que se prevén finalizar en el último trimestre de este año— apuntan la que la situación se mantiene en esta misma línea. “Solidaridad sí, pero instamos al Gobierno central a que nos deje a las Comunidades al norte del río Duero a seguir haciendo la gestión de la especie”, declaró la conselleira, quien recordó que en Galicia se registran un promedio de 6 ataques diarios.

INVITACIÓN VISITA GALICIA

Ante esta situación y los perjuicios que supone para sus comunidades el actual estatus del lobo, los cuatro representantes autonómicos invitaron al comisario así como la una delegación de la Comisión de Medio Ambiente de la Eurocámara a visitar sus respectivos territorios para conocer sobre el terreno a situación real del lobo y escuchar de primera mano las demandas y problemas de los ganaderos y vecinos de las zonas en las que se concentra.

De igual manera, invitaron también a la Comisión a realizar las auditorías que estimen oportunas para cotejar los datos del lobo en las cuatro comunidades.

Hace falta recordar que en septiembre del año pasado entró en vigor a orden ministerial por la que se incluyó a todas las poblaciones de lobo ibérico al norte del río Duero dentro del Listado de especies silvestres en régimen de protección especial (Lesrpe). Esta decisión, adoptada unilateralmente por el Gobierno central y sin tener en cuenta el criterio de las principales comunidades loberas, supuso la prohibición práctica de cualquiera medida de control cinegético frente a la especie debido a su nuevo nivel de protección.

Galicia, Asturias, Cantabria y Castilla y León recurrieron la orden ante la Justicia, al entender que el estado de conservación favorable de la especie no justificaba desde el punto de vista científico la decisión, ni tampoco se había adoptado siguiendo los trámites previos ni los pasos habituales para introducir una nueva especie en la Lesrpe.

A pesar de esto, el pasado mes de julio el Ministerio aprobó la nueva Estrategia para la conservación y gestión del lobo y su convivencia con las actividades del medio rural, sin tener nuevamente en cuenta los alegatos de las principales comunidades loberas y con el voto en contra de Galicia, entre otros.

La situación 'real' del lobo en los territorios autonómicos llega al Parlamento europeo
Comentarios