martes. 16.07.2024

El Issga potenció hasta julio de este año la formación práctica dirigida la diferentes perfiles de personas trabajadoras y actividades

El Instituto de Seguridad y Salud Laboral de Galicia (Issga) formó en los primeros siete meses del año (hasta julio) cerca de 2.000 personas a través de su oferta de jornadas técnicas presenciales y en línea; de cursos para un trabajo seguro dirigidos a personal trabajador, empresarios (pymes y autónomos) y alumnado de formación profesional; y formación básica para capacitar al empresariado para gestionar la prevención de riesgos.

El Instituto de Seguridad y Salud Laboral de Galicia (Issga) formó en los primeros siete meses del año (hasta julio) cerca de 2.000 personas a través de su oferta de jornadas técnicas presenciales y en línea; de cursos para un trabajo seguro dirigidos a personal trabajador, empresarios (pymes y autónomos) y alumnado de formación profesional; y formación básica para capacitar al empresariado para gestionar la prevención de riesgos.

La formación es uno de los ejes principales del plan anual de actuaciones que desarrolla este Instituto que programa actividades que, si bien se adecúan a la perspectiva técnica de la prevención y de la salud laboral, también quieren atender las demandas y necesidades del tejido empresarial, ya que la mejora del nivel de conocimiento técnico constituye una de las herramientas más acomodadas para implantar en la sociedad una auténtica cultura de prevención.

El Issga potenció así hasta julio de este año a formación práctica dirigida la diferentes perfiles de personas trabajadoras y actividades, atendiendo a áreas con mayor riesgo o siniestralidad e insistiendo en la integración de la prevención de riesgos en el trabajo diario.

A través de jornadas técnicas, que se imparten en modalidad presencial y telemática, el instituto dio respuesta a las novedades técnicas y normativas, a los avances e innovación en los procedimientos de trabajo y maquinaria y a sectores productivos con riesgos específicos. Cerca de 900 personas participaron en estas propuestas que pusieron el foco en el bienestar psicoemocional, en la innovación y buenas prácticas de sensibilización frente al ruido, en la promoción de la salud en el lugar de trabajo y en la prevención contra agentes nocivos como la sílice cristalina. También se hizo hincapié en los trabajos en altura, en la prevención de riesgos en las carpinterías y de enfermedades profesionales de la voz en el ámbito docente, así como en la importancia de la investigación de accidentes como técnica preventiva. También se llevó a cabo una jornada centrada en el ámbito ergonómico en el sector de la automoción y varias dirigidas al sector agrario sobre el uso y manejo del tractor.

La segunda modalidad, la de las actuaciones de formación para un trabajo seguro celebradas de manera presencial, contó con la participación en estos primeros meses del año de 130 personas. Las acciones formativas se centraron en la prevención de riesgos laborales en tareas de ayuda a domicilio y atención a la dependencia y en el sector forestal.

Este conjunto de formaciones se dirigieron principalmente la pymes, micropymes y trabajo autónomo, pero también a alumnos de formación profesional del sector forestal.

En un tercero conjunto de actividades se enmarcan los cursos básicos de 60 horas en prevención de riesgos, en los que tomaron parte 640 personas y que habilitan a los participantes para el ejercicio de las funciones de gestión en ese nivel. Por sexto año consecutivo contaron con una modalidad específica para el empleo autónomo. En estos caso, se prioriza en el acceso a la oferta en línea a las delegadas y delegados de prevención y personal trabajador designado así como al empresariado que asume la prevención de manera directa en el seno de sus organizaciones.

El plan de formación del Issga se completó en los siete primeros meses del año con el desarrollo de un programa de sensibilización e información en prevención de riesgos laborales en los talleres de empleo, que contó con la participación de 154 personas, y con las actividades que se desarrollaron en la Escuela Gallega de Prevención (80 asistentes) y en el Aula de Riesgo Eléctrico (37).

ACTIVIDAD 2023

El Issga cuenta en 2023 con 1,5 millones de euros del presupuesto con el que está promoviendo -entre otras actuaciones- campañas de sensibilización para la reducción de la siniestralidad laboral y programas de mejora de la gestión preventiva así como otros específicos por sectores, dando prioridad a las actividades que tienen la consideración de alto riesgo, así como a las áreas feminizadas y a la promoción de la seguridad y la salud en el empleo autónomo.

El Issga potenció hasta julio de este año la formación práctica dirigida la diferentes...
Comentarios