martes. 21.05.2024

Las ayudas por el lobo

Galicia rechaza la propuesta inicial del Gobierno central para repartir los fondos destinados a indemnizar los daños causados por el lobo ya que, con los criterios sugeridos, no se ponderaría de una manera justa el peso y la presencia de esta especie en cada territorio.
La directora general de Patrimonio Natural se reunió esta mañana por videoconferencia con la directora general de Biodiversidad, Bosques y Desertización del Ministerio.
La directora general de Patrimonio Natural se reunió esta mañana por videoconferencia con la directora general de Biodiversidad, Bosques y Desertización del Ministerio.

Galicia rechaza la propuesta inicial del Gobierno central para repartir los fondos destinados a indemnizar los daños causados por el lobo ya que, con los criterios sugeridos, no se ponderaría de una manera justa el peso y la presencia de esta especie en cada territorio.

Esta fue la postura que defendió hoy la directora general de Patrimonio Natural, Belén do Campo, ante la directora general de Biodiversidad, Bosques y Desertización del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, María Jesús Rodríguez, que convocó a una reunión por videoconferencia a los representantes de Galicia, Asturias, Cantabria y Castilla y León para hablar sobre la gestión de las ayudas del lobo y emplazarlos a remitir sus propuestas al respeto antes del próximo 21 de abril.

En nombre de la Xunta, Del Campo justificó su rechazo a la propuesta estatal subrayando que estas cuatro comunidades concentran el 95% de los ejemplares de lobo ibérico de todo el país. Por eso, incidió en “que carece de sentido” que el Gobierno central proponga uno reparto de los fondos destinados a prevenir posibles ataques en el sector agroganadero sin tener en cuenta todo el peso de la presencia real de estos animales en los distintos puntos del país.

Por el contrario y aunque la Xunta —al igual que los gobiernos de Asturias, Cantabria y Castilla y León— se comprometió a trasladar por escrito su propuesta con relación a los criterios de reparto, Belén do Campo adelantó que el número de manadas de lobos existentes en cada territorio debe ser “un factor fundamental” a la hora de asignar el dinero prometido para las ayudas de prevención así como los datos reales de daños comprobados.

Asimismo y en el caso de los fondos destinados a paliar el impacto que ocasionen estos animales en las explotaciones ganaderas, la responsable gallega consideró necesario en este caso valorar el número de cabezas de ganado en extensivo y semiextensivo de cada región; pero lamentó que en la propuesta trasladada por el Gobierno central únicamente se tengan en cuenta los ejemplares de vacuno, obviando los posibles ataques que se puedan registrar a ovejas, caballos y otras especies ganaderas.

Por último, los representantes de Galicia, Asturias, Cantabria y Castilla y León coincidieron en pedirle a la directora general de Biodiversidad que agilice los trámites y plazos necesarios para que las comunidades puedan disponer de los fondos comprometidos ya que, en caso contrario, se corre el riesgo de que no se puedan ejecutar.

7 MESES DE ESPERA

En este sentido, hace falta recordar que la ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, anunció hay ya casi 7 meses —en concreto, el pasado 25 de septiembre— una partida de 20 millones de euros para ayudar a compatibilizar la presencia en el territorio de la ganadería con uno de sus principales depredadores, el lobo.

Este anuncio, sin embargo, no se plasmó hasta ahora en un plan concreto para llevar a cabo el reparto de estos fondos entre las distintas comunidades, por lo que los cuatro representantes autonómicos confirmaron que acercarán sus propuestas alternativas a las del Gobierno central antes del 21 de abril .

Las ayudas por el lobo