viernes. 12.07.2024

El programa de voluntariado medioambiental de Afundación y ABANCA «Trabajando por la mejora del patrimonio natural» congregó hoy, sábado 13 de noviembre, desde las 10.00 h y hasta las 14.00 h, a las voluntarias y voluntarios de Afundación y ABANCA para realizar labores de reforestación en esa zona, un espacio emblemático del medioambiente gallego. Así, plantaron 300 árboles que contribuirán a mejorar la situación actual de este espacio natural. Para esta acción, organizada en colaboración con el Grupo Naturalista Hábitat, Parque Natural Fragas do Eume e Betula, y la Asociación para a custodia do Bosque Atlántico, se seleccionaron ejemplares de especies autóctonas: Pyrus sp., Crataegus monogyna, Arbutus unedo, Quercus robur, Castanea sativa, Betula sp. y Malus sylvestris.

Los trabajos de reforestación se realizaron en colaboración con el Grupo Naturalista Hábitat, Parque Natural Fragas do Eume e Betula, y la Asociación para a custodia do Bosque Atlántico.

Las actividades incluidas en el programa de voluntariado medioambiental de Afundación y ABANCA continuarán el próximo 20 de noviembre con una nueva jornada de reforestación en Gondomar.

Con las iniciativas de voluntariado en el ámbito del medio ambiente, ambas entidades quieren conseguir un impacto directo en cuatro Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS): ODS 10 «Reducción de las desigualdades», ODS 13 «Acción por el clima», ODS 14 «Vida submarina» y ODS 15 «Vida de ecosistemas terrestres».

300 árboles autóctonos plantados en las Fragas do Eume