viernes. 01.03.2024

El mercado del aceite de oliva ha experimentado un marcado descenso en los precios en origen durante noviembre, siendo el virgen extra el más afectado, pasando de 8,5 euros/kg a 7,75 euros/kg. Esta disminución plantea cuestionamientos sobre el impacto en el sector y las posibles consecuencias en el consumo, la producción y el sector de la energía.

Caída Significativa en los Precios y su Reflexión en el Consumo

Durante la semana del 6 al 12 de noviembre, los precios en origen del aceite de oliva experimentaron una caída pronunciada, alejándose de los 8,000 euros por tonelada. Según fuentes de Oleoestepa, el virgen extra se sitúa actualmente en 7,750 euros por tonelada, marcando el nivel más bajo desde mediados de julio.

Este descenso en los precios plantea interrogantes sobre el consumo y la demanda del producto. La disminución del 3,07% en una semana, según el sistema Poolred de la Fundación del Olivar, refleja una tendencia a la baja que podría afectar tanto a productores como a consumidores finales.

Impacto en la Producción y Comercialización del Aceite de Oliva

El pasado mes de octubre, las salidas de aceite de oliva rondaron las 78,000 toneladas, cifra inferior a la media mensual de la pasada campaña. Esta reducción en la producción plantea desafíos para el sector, ya que la oferta se ve afectada, y las existencias a finales de octubre se sitúan en 216,000 toneladas.

La bajada en los precios podría generar presión sobre los productores, llevándolos a ajustar sus procesos y estrategias comerciales para mantener la rentabilidad en un mercado competitivo.

Evolución del precio del Aceite de Oliven Virgen Extra en los últimos 4 meses

*Datos oficiales extraídos de Agro Comparador

 

Perspectivas Futuras y Ajustes en el Mercado Oleícola

A medida que los precios en origen del aceite de oliva continúan su tendencia a la baja, es crucial evaluar las perspectivas futuras del mercado oleícola. Los ajustes en la producción, comercialización y consumo se vuelven esenciales para adaptarse a esta nueva realidad de precios, considerando el papel de la energía renovable en la sostenibilidad del sector.

La industria se enfrenta al desafío de equilibrar la oferta y la demanda, considerando las fluctuaciones en los precios y la necesidad de mantener la competitividad. La monitorización constante del mercado y la eficiencia en los procesos de producción se presentan como elementos clave para superar estos desafíos.

La reciente caída en los precios en origen del aceite de oliva plantea ajustes necesarios en la producción y comercialización. La industria oleícola deberá adaptarse a estas nuevas condiciones, buscando estrategias que permitan mantener una buena eficiencia energética, viabilidad económica y la calidad del producto en un mercado dinámico y cambiante.

Fuente: https://www.elcomparadordeluz.es/

El precio en origen del kilo de aceite de oliva baja casi un euro
Comentarios