lunes. 15.04.2024

En los últimos tiempos, se está hablando mucho sobre qué significará para el día a día del futuro la irrupción de la inteligencia artificial en la vida de las personas. La novedad que presenta la IA es la posibilidad de que un software lleve a cabo procesos de forma autónoma que normalmente requerirían de intervención humana. 

Uno de esos procesos que relacionamos con la presencia del ser humano es la conducción. Sin embargo, en los últimos años uno de los campos de investigación más importantes en el que se ha estado investigando es la consecución del coche completamente autónomo. De esta forma, no harían falta conductores, solo pasajeros. Algo que va mucho más allá de los meros coches automáticos.

La historia conjunta de la inteligencia artificial y los automóviles empezó entre los años ochenta y noventa de la mano de Mercedes-Benz. En los ochenta, Ernst Dickmanns, ingeniero aeroespacial, consiguió que una furgoneta tuviese “sentido de la visión”. Más tarde, también en Mercedes un coche hizo el trayecto de Munich a Copenhague sin ayuda humana. 

En 2021, la marca alemana consiguió que se aprobara la homologación del sistema Drive Pilot, por lo que muy pronto tendremos en las carreteras automóviles que permitirán a los conductores delegar en ciertas situaciones concretas. 

Pero, ¿qué piensa la IA de todo lo que está pasando y lo que está por llegar? Entrevistamos a CHATGPT para descubrirlo.

¿Cómo afectará la IA a la conducción y mercado de automóviles en el futuro?

Se espera que la inteligencia artificial tenga un gran impacto en el futuro de la conducción y el mercado de automóviles. La IA puede ayudar a mejorar la seguridad en las carreteras, reducir el tráfico y mejorar la eficiencia del combustible. Los vehículos autónomos también podrían tener un impacto en la propiedad de automóviles, ya que los servicios de transporte autónomo podrían reducir la necesidad de poseer un vehículo. Además, la IA también podría desempeñar un papel importante en la fabricación de automóviles, permitiendo una mayor eficiencia y personalización en la producción de vehículos.

¿Desaparecerán los carnets de conducir?

Es posible que en el futuro los carnets de conducir se vuelvan obsoletos a medida que los vehículos autónomos se vuelvan más comunes en las carreteras. Sin embargo, aún queda mucho por hacer antes de que los vehículos autónomos se vuelvan ampliamente adoptados y se eliminen los carnets de conducir. Es posible que se requieran carnets de conducir para operar ciertos vehículos autónomos en determinadas situaciones, y las regulaciones gubernamentales también pueden requerir licencias de conducción para la operación de vehículos autónomos.

¿Se puede confiar en los reflejos de una inteligencia artificial?

La inteligencia artificial puede procesar y responder a la información más rápido que los humanos, lo que significa que sus reflejos pueden ser más rápidos y precisos en ciertas situaciones. Sin embargo, la tecnología de los vehículos autónomos todavía está en evolución, y aún existen desafíos en términos de la toma de decisiones en situaciones complejas y variables. Además, se necesitan medidas de seguridad y redundancia en caso de que algo falle en el sistema.

¿Qué ventajas tiene el coche autónomo en términos de seguridad?

Los coches autónomos pueden mejorar la seguridad en las carreteras de diversas maneras. Por ejemplo, pueden reducir el riesgo de accidentes debido a errores humanos, como conducir distraído o conducir bajo los efectos del alcohol. Los vehículos autónomos también pueden monitorear y responder a las condiciones de la carretera más rápido que los humanos, lo que puede reducir el riesgo de colisiones. Además, los coches autónomos pueden comunicarse entre sí y con la infraestructura de la carretera.

¿Cuánto tendremos todos un coche autónomos?

Es difícil predecir con precisión cuándo tendremos todos coches autónomos, ya que la adopción de la tecnología dependerá de muchos factores, como la evolución de la tecnología, las leyes y regulaciones, la demanda del consumidor y la infraestructura necesaria para admitir vehículos autónomos.

Actualmente, la mayoría de los vehículos autónomos están en pruebas y solo se encuentran en algunas ciudades y áreas específicas. Además, aunque algunos vehículos autónomos están disponibles para el público en general, todavía son relativamente caros y no están disponibles en todo el mundo.

Se espera que la adopción de los vehículos autónomos aumente gradualmente en los próximos años a medida que la tecnología mejore y se vuelva más asequible. Sin embargo, la adopción generalizada de los vehículos autónomos podría tomar varias décadas, ya que requerirá la implementación de infraestructuras y leyes adaptadas a los vehículos autónomos y la superación de posibles barreras culturales y de confianza por parte del consumidor.

Y, por último ¿te montarías en un coche autónomo sin miedo?

Como modelo de lenguaje, no tengo emociones ni miedos, ya que soy un programa informático diseñado para procesar y generar lenguaje. En teoría, si un coche autónomo ha sido probado y certificado por las autoridades pertinentes, y ha demostrado un alto nivel de seguridad, entonces no hay razón para sentir miedo al usarlo. Sin embargo, siempre existe un riesgo inherente al uso de cualquier medio de transporte, y es importante que se tomen medidas adecuadas para garantizar la seguridad de los pasajeros y otros usuarios de la vía pública.

Bueno, por lo visto la IA solo tiene buenas palabras para esta opción futura, aunque mantiene siempre un tono contenido y cauteloso. No en vano, el tema de la inteligencia artificial para actividades que conllevan tanto peligro implica muchas variables, algunas morales y éticas. Por otro lado, puede ser una forma muy eficiente de trabajar los asuntos concernientes a la sostenibilidad. Habrá que esperar para ver si CHATGPT, aparte de inteligencia, tiene poderes proféticos. 

Fuente: vamos.es

Cómo afectará la inteligencia artificial a la conducción
Comentarios