lunes. 20.05.2024

El 72% de las asesorías y los despachos contables consideran que a partir de la digitalización y la tecnología aumenta la productividad y eficiencia

En un mundo digitalizado donde la inteligencia artificial se ha vuelto omnipresente, el sector financiero y contable la ha adoptado ampliamente. Así, la IA agiliza y automatiza tareas, ahorrando tiempo a los profesionales contables. Según estudio de AAFF, el 72% de las asesorías y los despachos contables consideran que a partir de la digitalización y la tecnología aumenta la productividad y eficiencia. Sin embargo, es crucial considerar los retos que implica incorporar la inteligencia artificial en los procesos y preparar adecuadamente a los equipos para su implementación.

En un mundo digitalizado donde la inteligencia artificial se ha vuelto omnipresente, el sector financiero y contable la ha adoptado ampliamente. Así, la IA agiliza y automatiza tareas, ahorrando tiempo a los profesionales contables. Según estudio de AAFF, el 72% de las asesorías y los despachos contables consideran que a partir de la digitalización y la tecnología aumenta la productividad y eficiencia. Sin embargo, es crucial considerar los retos que implica incorporar la inteligencia artificial en los procesos y preparar adecuadamente a los equipos para su implementación.

Para apoyar a sus clientes en esta transición de la nueva dinámica del sector, Regate, el Saas que ofrece soluciones innovadoras para la automatización de la gestión financiera y contable de las empresas y asesorías, ha realizado un estudio exhaustivo sobre el impacto de la inteligencia artificial (IA) en las firmas de asesorías y despachos de contabilidad. Tras varias entrevistas a un panel de expertos del sector, revela cómo la IA está transformando las operaciones contables y los desafíos que enfrentan los profesionales para aprovechar al máximo esta revolución tecnológica. El objetivo es mantener este grupo de reflexión de expertos para mantener una vigilancia sobre las innovaciones emergentes y proponer soluciones a los desafíos que plantea esta tecnología.

El estudio de la startup identifica cuatro grandes categorías de aplicaciones de IA en las firmas contables. En primer lugar, la automatización de procesos relacionados con la entrada de datos contables experimenta un impulso significativo gracias a la IA, simplificando la conciliación bancaria y la deducción de imputaciones correctas desde las facturas. En segundo lugar, la IA facilita el trabajo diario de los equipos contables, dando lugar a lo que se conoce como un "asesor aumentado". Herramientas basadas en IA generativa permiten reformular información, ayudando en la redacción de correos electrónicos, traducciones y resúmenes de documentos.

La tercera categoría afectada es la relación con el cliente, donde la IA desempeñará un papel fundamental en la gestión de consultas y en la identificación de soluciones más complejas. Para mejorar estas relaciones ya hay en el mercado chatbots que pueden responder, de forma imperceptible, a las preguntas básicas de los clientes. A corto plazo la IA podrá hasta analizar las comunicaciones para deducir el nivel de satisfacción o comprender mejor sus necesidades.

Finalmente, la gestión de riesgos y la anticipación a crisis también se verán transformadas por la IA. Gracias a la capacidad de la IA para analizar enormes cantidades de datos y a su naturaleza autodidacta, esta puede extraer ciertos patrones para anticiparse a las crisis, e incluso detectar fraudes y prever posibles insolvencias de clientes, entre otras.

"En Regate, somos conscientes que para los asesores contables, sacar el máximo provecho de la IA conlleva desafíos importantes. En este sentido, la organización interna y la integración de perfiles técnicos son claves para adoptar esta tecnología eficazmente. Además, la protección de la confidencialidad de los datos plantea un desafío ético y práctico, exigiendo una selección cuidadosa de herramientas que cumplan con los estándares de privacidad.", asegura Laura Pallier, cofundadora de Regate y ex CFO.

Sin duda, la IA ha llegado para cambiar las reglas del juego, también en el ámbito financiero, ofreciendo soluciones innovadoras y revolucionarias para mejorar la eficiencia y la precisión en la toma de decisiones. Aunque a medida que las empresas adoptan estas tecnologías se enfrentan a diferentes desafíos, se abre la puerta a una nueva era de relaciones con los clientes y la anticipación a las crisis. La integración de la IA en los equipos financieros conducirá a una mayor productividad, reducción de errores y una experiencia del cliente mejorada, marcando la transformación del sector financiero.

El 72% de las asesorías y los despachos contables consideran que a partir de la...
Comentarios