martes. 25.06.2024

El Monte Real Club de Yates de Baiona participó estos días en Saltsjobaden (Estocolmo – Suecia) en la décima edición de la Conferencia Europea y Sudamericana del ICOYC (International Council of Yacht Clubs), la asociación que agrupa a los 44 principales clubes de yates del mundo.

El comodoro del club, Ignacio Sánchez Otaegui, fue el encargado de representar al Monte Real en las charlas y actividades organizadas, en esta ocasión, por el Real Club Náutico Sueco (KSSS).

Una comida de confraternización el jueves 16 y una cena de gala el sábado 18 marcaron el inicio y el final de una cita en la que, en diferentes charlas y conferencias, se abordaron cuestiones relacionadas, principalmente, con el impulso de la náutica desde diferentes perspectivas.

Aunque también se trataron otros temas de actualidad como la Copa América de Barcelona o los Juegos Olímpicos de París, los asistentes, de todas partes del mundo, centraron sus intervenciones en cuestiones relacionadas con las mejoras a incluir por los clubes para avanzar en su sostenibilidad y en iniciativas a poner en marcha para hacer más atractivo el deporte de la vela.

El Monte Real, aunque en esta ocasión no fue como ponente oficial, presentó en Suecia algunas de las actuaciones enmarcadas en su proyecto de sostenibilidad, como el diseño y construcción de un travelift eléctrico, que permite izar embarcaciones de hasta 25 toneladas y sacarlas fuera del agua para llevarlas a su punto de varada empleando únicamente electricidad.

Hoy en día, buena parte de las grúas que se emplean en España para varar barcos funcionan con motores de gasóleo y sistemas hidráulicos, con los perjuicios al medio ambiente que esto supone y los riesgos de contaminación ambiental que implica. Con la creación de esta grúa électrica, el MRCYB esquivó esos daños y avanzó cara un futuro más sostenible.

El comodoro del Monte Real, Ignacio Sánchez Otaegui, también habló en Suecia de las actuaciones relacionadas con el agua, la gestión de residuos, el consumo de energía o la seguridad en las instalaciones que el club ha puesto en marcha a lo largo de los años y que le han permitido ostentar, desde 1988 de forma ininterrumpida, la bandera azul.

Otro de los proyectos presentados ante los miembros del ICOYC fue el barco solar de la Universidad de Vigo con el que el club colabora. Una iniciativa nacida de mano de un grupo de estudiantes de la Escuela de Ingeniería de Telecomunicación guiados por el fundador de la empresa Marine Instruments y directivo del Monte Real, Francisco Pino. Se trata de una embarcación con foils que se impulsa gracias a unas células fotovoltaicas.

Son tres de los muchos pasos dados por el MRCYB para ser, con el paso de los años, un club cada vez más sostenible. Uno de los últimos ha sido el uso de un combustible renovable de cero emisiones en los barcos de apoyo de sus competiciones más multitudinarias, con el que, gracias a la colaboración de Repsol, logró reducir a huella ambiental de las regatas.

De todo esto y mucho más se habló en la décima edición de la conferencia del ICOYC (International Council of Yacht Clubs), una asociación que agrupa a los 44 principales clubes de yates del mundo.

Forman parte de él, entre otros, el San Diego Yacht Club (EEUU), el Clube Naval de Cascais (Portugal), el Yacht Club de Mónaco, la Societe Nautique de Marseille (Francia), el Royal Yhames Yacht Club (Londres), el Royal New Zealand Yacht Squadron (Nueva Zelanda), el Royal Natal Yacht Club (Sudáfrica) o el Royal Canadian Yacht Club (Canadá).

En la lista de clubes miembros, además del Monte Real Club de Yates, hay otros dos clubes españoles: el Real Club Náutico de Palma y el Real Club Náutico de Barcelona. Desde su admisión en el prestigioso grupo, en 2021, el Monte Real ha asistido e intervenido en varios congresos del ICOYC, participando además como ponente oficial en dos ocasiones.

La sostenibilidad del MRCYB interesa en Suecia
Comentarios