viernes. 12.07.2024

Carlitos Alcaraz, en un estado de forma espectacular, ya está en octavos de final del Abierto de Australia, tras la retirada de la promesa del tenis chino, Shang Juncheng (Nº 140 en el ranking ATP), cuando tenía el marcador en contra, prácticamente inalcanzable: 1-6, 1-6 y 0-1. El jugador chino, mermado físicamente a causa de un problema muscular que venía arrastrando del sobreesfuerzo realizado en sus dos partidos anteriores (disputó nueve sets), y se le acentuaron las molestias ante el vendaval de buen tenis que se le vino encima, y se vio obligado a retirarse. Shang Juncheng, con 18 años tiene mucho margen de mejora y un futuro prometedor, pero hoy por hoy, está a años luz de Carlitos.


Carlitos saltó a la pista decidido a llevarse el partido. En el primer set, salvo el 1-1 inicial en que hubo igualdad, el murciano dominó con total autoridad al jugador chino, cerrando el primer set por 6-1, un resultado muy cómodo, más fácil de lo esperado. Shang Juncheng se vio superado por el ritmo de juego trepidante y los golpes demoledores que impuso el murciano, y se vio superado en todo momento. En el arranque del segundo set, por un momento dio la impresión de que el jugador chino iba a ser más competitivo, pero tras el 1-1, Carlitos mantuvo su nivel excelso y cerró el set por 6-1. En el tercer set, con 1-0 a favor de Carlitos, llegó la esperada retirada del jugador chino, en un partido que duró 66 minutos. Alcaraz, mostrando un gran nivel de juego, se mete en octavos de final, el lunes se enfrentará al serbio Miomir Kecmanovi
 (Nº 60 en el ranking ATP).  


Merece la pena ver por Eurosport a Carlitos, aunque sea a horas intempestivas, es todo un espectáculo: un tenis demoledor, gracias a la potencia y velocidad de bola que imprime a sus golpes, un físico espectacular, con una movilidad y rapidez de piernas excepcional (vuela en la pista), un auténtico ciclón, que es muy difícil de parar. Si a eso le añadimos su recital de magia que nunca falta, con una calidad técnica en la ejecución de sus golpes que está al alcance de muy pocos jugadores del circuito, y que está sacando como los ángeles, le deja poco margen de maniobra al adversario. Cuando está a su mejor nivel, es muy difícil ganarle, y en un partido a cinco sets, hay muy pocos tenistas en el mundo capaces de superar al murciano (se me vienen tres nombres a la cabeza: Djokovic, Medvédev y Sinner), y para ello tienen que jugar a su mejor nivel y no tener un buen día Carlitos, demasiadas coincidencias.


En su partido contra Shang Juncheng, me llamó la atención que, en un descanso, antes de que finalizara el segundo set, se vio la imagen de un Carlitos muy relajado y sonriente en su banco, viendo como disfrutaban los espectadores bailando al son de la música, como si participara de la fiesta, una muestra más de la naturalidad y sencillez de este chico, que, con solo 20 años, enamora su tenis y conquista con su manera de comportarse los corazones de los aficionados de todo el mundo.

Francisco Peña

Analista de Tenis

Carlitos, ya está en octavos de final del Abierto de Australia
Comentarios