viernes. 24.05.2024

Alumnos de Montecastelo podrían llegar a hablar en directo con los astronautas de la estación espacial internacional

El estudio de la biodiversidad de la Tierra, recopilando imágenes usando el sensor infrarrojo del Astro Pi Izzy (computadora utilizada en la Estación Espacial Internacional) y que se programa con un lenguaje específico de alto nivel denominado Python, es la finalidad del proyecto diseñado por alumnos de 1º y 2º de ESO del colegio Montecastelo y que ha sido validado por la Agencia Espacial Europea para fomentar la comprensión del ser humano sobre la vida en la Tierra y nuestro futuro hábitat en el espacio.
Rodríguez Lago, Bernardo Longa y los alumnos del proyecto.
Rodríguez Lago, Bernardo Longa y los alumnos del proyecto.

El estudio de la biodiversidad de la Tierra, recopilando imágenes usando el sensor infrarrojo del Astro Pi Izzy (computadora utilizada en la Estación Espacial Internacional) y que se programa con un lenguaje específico de alto nivel denominado Python, es la finalidad del proyecto diseñado por alumnos de 1º y 2º de ESO del colegio Montecastelo y que ha sido validado por la Agencia Espacial Europea para fomentar la comprensión del ser humano sobre la vida en la Tierra y nuestro futuro hábitat en el espacio.

En un formato de inmersión educativa, la AESA y la Fundación Raspberry Pi, han creado el proyecto Mission Space Lab – Laboratorio de Misiones Espaciales, con el objetivo de realizar experimentos científicos a bordo de la Estación Espacial Internacional – ISS, diseñados por alumnos del continente europeo.

En el acto de presentación han estado el director del colegio Montecastelo, José Manuel Rodríguez Lago; el mentor del proyecto, el profesor Bernardo Longa; y los alumnos que han desarrollado la propuesta.

Es un orgullo para este colegio tener unos alumnos y un profesor que trabajen a este nivel”, comenta Rodríguez Lago. “Llevan vinculados al mundo de la informática y de la robótica desde primero de Primaria y no deja de sorprender que, siendo ahora alumnos de 1º y 2º de ESO programen en un lenguaje que se estudia en primero de carrera”, matiza. “El proyecto, aprobado por la Agencia Espacial Europea, es de los pocos que han sido seleccionados en todo el mundo y en estos momentos ya se encuentra en la Estación Espacial Internacional”, termina explicando el director del colegio.

Una de las finalidades de la Agencia Espacial Europea es que los chicos comiencen a programar en Python”, explica Longa. “El programa ha superado diferentes fases, sobre todo, la más importante, la de que los ingenieros de la Agencia Espacial Europea verificasen que el software es viable, funciona y no contiene virus o malware, y una vez aprobado ha sido lanzado al espacio donde ya los astronautas trabajan con el utilizando el mismo modelo de Astro Pi que los alumnos del colegio”, detallaba el profesor. “El premio final, si todo sale como se ha planificado, es que puedan llegar a hablar directamente con los astronautas”, terminaba diciendo Longa.

         Guillermo Alonso, Jaime Pérez, Juan Larrañaga, Nicolás Costas, Federico de Marco y Rodrigo Costas son los alumnos que forman el grupo de trabajo de Montecastelo.

         Tras la toma de imágenes se identificarán las regiones de vegetación, agua y otro tipo de compuestos terrestres, estudiando las emisiones de CO2, antropogénicas y biogénicas proporcionadas por el centro de datos del proyecto Copernicus Global Land Service de la ESA y la propia NASA, y vinculados a la acción directa del ser humano sobre la Tierra como la deforestación o la contaminación, entre otras interacciones.

Alumnos de Montecastelo podrían llegar a hablar en directo con los astronautas de la...
Comentarios