domingo. 26.05.2024

Nuestra Señora de A Franqueira acoge un icono de la Anunciación profanado en la diócesis Homs (Siria)

El domingo 21 de abril, durante la celebración de la eucaristía de las 17 horas, la parroquia-santuario de Nuestra Señora de A Franqueira acoge un icono de la Anunciación profanado en la diócesis Homs (Siria), que será venerado durante la misa. Al término de esta liturgia, representantes de Ayuda a la Iglesia Necesitada impartirán la conferencia «Cristianos perseguidos hoy».
Icono de la Anunciación profanado en la diócesis Homs (Siria).
Icono de la Anunciación profanado en la diócesis Homs (Siria).

El domingo 21 de abril, durante la celebración de la eucaristía de las 17 horas, la parroquia-santuario de Nuestra Señora de A Franqueira acoge un icono de la Anunciación profanado en la diócesis Homs (Siria), que será venerado durante la misa. Al término de esta liturgia, representantes de Ayuda a la Iglesia Necesitada impartirán la conferencia «Cristianos perseguidos hoy».

Icono A Franqueira
Icono A Franqueira

Este icono, datado en el año 2005 según se indica en la firma del pintor, representa el pasaje del Evangelio según san Lucas (Lc 1, 26-38), conocido como la Anunciación, en el que el arcángel Gabriel anuncia a María que va a ser la madre de Dios. Procedente de la iglesia greco-ortodoxa de la ciudad de Yabround en la diócesis de Homs, Hama y Yabroud en el centro de Siria, fue rescatado el 14 de marzo de 2014 y en él todavía se pueden apreciar los agujeros de bala sobre la madera en la que está pintado el icono; incluso hay una bala aún incrustada en la parte superior derecha. Homs es la tercera ciudad más importante del país que, desde 2011 a 2015, sufrió duros combates entre grupos rebeldes y el ejército sirio. Durante este periodo la mayor parte de las ciudades estuvieron controladas por grupos yihadistas, como el Estado Islámico o Al Qaeda, que destruyeron numerosas iglesias, al tiempo que destrozaron y profanaron objetos cristianos.

Este objeto representa la esperanza, porque los cristianos han podido regresar a sus hogares y sus iglesias de Homs. Ellos, a pesar de la violencia que han sufrido y siguen sufriendo, quieren decir como María un gran «sí» al Señor. Los cristianos de Siria son fieles y no renuncian a su fe y aseguran que la Virgen está con ellos en todo momento. Ellos quieren repetir las palabras de la Virgen María «Hágase en mí, según tu palabra», y lo repiten continuamente. Esta confianza les une más a Dios, haciéndoles capaces de perdonar y de seguir adelante.

Antes de la guerra, los cristianos en Siria eran el 10% de la población, unos 2 millones de personas, con una presencia que se remonta a los primerísimos 

Nuestra Señora de A Franqueira acoge un icono de la Anunciación profanado en la...
Comentarios