martes. 28.05.2024

Visitas al Nautilus y talleres en el Hidria Segundo acercan el mar y el consumo de productos pesqueros a la ciudadanía

El conselleiro do Mar, Alfonso Villares, visitó esta semana el observatorio submarino Nautilus -instalado en el puerto de Vigo para conocer la fauna y flora marina existente en la zona- donde destacó que la Xunta y la Fundación Traslatio colaboran para acercar el mar y promover el consumo de productos pesqueros entre la ciudadanía tanto mediante las visitas la esta instalación pionera como en los distintos talleres que se realizan a bordo del buque de vapor Hidria Segundo.
El conselleiro do Mar visitó esta semana el observatorio submarino inaugurado en marzo en el puerto de Vigo.
El conselleiro do Mar visitó esta semana el observatorio submarino inaugurado en marzo en el puerto de Vigo.

El conselleiro do Mar, Alfonso Villares, visitó esta semana el observatorio submarino Nautilus -instalado en el puerto de Vigo para conocer la fauna y flora marina existente en la zona- donde destacó que la Xunta y la Fundación Traslatio colaboran para acercar el mar y promover el consumo de productos pesqueros entre la ciudadanía tanto mediante las visitas la esta instalación pionera como en los distintos talleres que se realizan a bordo del buque de vapor Hidria Segundo.

El titular de Mar, que estuvo acompañado por el presidente de la Autoridad Portuaria de Vigo, Carlos Botana, destacó la importancia de elementos como el Nautilus -inaugurado en marzo- para que el conjunto de la sociedad tenga un mayor conocimiento sobre lo medio marino o la relevancia de los talleres celebrados a bordo del Hidria Segundo para concienciar sobre la relevancia de mantener hábitos de vida saludables.

El representante del Ejecutivo gallego explicó que la Consellería do Mar y la Fundación Traslatio buscan movilizar el mayor número de personas para que conozcan los ecosistemas marinos del puerto, las distintas especies y prácticas pesqueras a través tanto de las visitas guiadas al observatorio submarino como de los talleres a bordo del buque a vapor, gestionadas ambas por la fundación.    

La colaboración entre las partes pretende mejorar el conocimiento general de la sociedad sobre el mundo del mar y la comercialización de las especies pesqueras de las rías gallegas. Con cuyo objeto se programaron jornadas de divulgación desde lo 16 de junio hasta el próximo 30 de septiembre. Las visitas guiadas al visor Nautilus duran media hora y son realizadas de forma gratuita por grupos de entre 20 y 25 personas, un aforo semejante al de los talleres formativos a bordo del Hidria Segundo, que está atracado en el muelle de la Laxe.

Con estas acciones formativas se busca fomentar el interés por el sector pesquero y que los asistentes tengan la oportunidad de entender la importancia de esta actividad en Galicia. Al mismo tiempo pueden adquirir conocimientos para identificar las distintas especies de pescados y mariscos, promoviendo la inclusión en su dieta y contribuyendo de esta forma a la mejora de la comercialización de los productos del mar.

El titular de Mar destacó que es fundamental hacer partícipe al conjunto de la sociedad de experiencias que antes solo eran accesibles para la comunidad científica y puso en valor que el Nautilus abre una ventana al mundo marino a la que ya se acercaron más de veinte mil visitantes de todas las edades.   

PORTOS VIVOS

Alfonso Villares destacó la oportunidad que supone para el conjunto de la ciudadanía el observatorio submarino puesto en marcha por la Autoridad Portuaria de Vigo, que hace que la terminal viguesa sea pionera en el ámbito de la arquitectura sostenible y verde buscando en todo momento integrar el puerto con la ciudad al amparo de la estrategia de Crecemento Azul o Blue Growth desarrollada en los últimos años.

El observatorio Nautilus tiene 19 metros de largo y nos sus 300 metros cuadrados de superficie incluye tres pantalanes y dos cuestas de acceso desde la calle. El visor se abre cómo una ventana a los fondos marinos que recrean hábitats naturales y que cuentan con cámaras de grabación submarina que captan imágenes 24 horas al día. Este corredor flotante permite a los visitantes contemplar la flora y la fauna, tanto intermareal cómo submarina, del entorno portuario.

El Hidria Segundo, por su parte, es un barco de vapor restaurado de más de 30 metros de eslora que se construyó entre los años 1963 y 1966. Propiedad nos sus inicios de la empresa Aljibes de Vigo, tenía como misión principal llevar agua a las embarcaciones que llegaban a puerto. En la actualidad, tras ser sometido a una profunda restauración para mejorar su estado, opera como buque museo.      

Visitas al Nautilus y talleres en el Hidria Segundo acercan el mar y el consumo de...
Comentarios