domingo. 26.06.2022

Nuestro cuerpo tiene un ‘ejército’ a su disposición

Nuestras células conviven con numerosas bacterias, virus y microorganismos que nuestro sistema inmune deja campar a sus anchas por el cuerpo porque realizan una función beneficiosa. Pero también es cierto que, si se sobrepasan en número y empiezan a generar una invasión, se activa la alarma del sistema inmunitario y comenzará a realizar una respuesta Inmunitaria.
IMG_20220615_223404

Hoy en día está en las conversaciones de todos hablar de guerras, invasores, armas y métodos de ataque. Pues bien,  nuestro cuerpo tiene su propio ejército, toda una serie de mecanismos y procesos metabólicos que se encargan de mantener el equilibrio dentro del cuerpo.

Se denomina Sistema Inmunitario y es el conjunto de órganos, tejidos y células que se encargan de protegernos de patógenos y eliminar nuestros propios tejidos o células defectuosos o en mal estado.

Este Sistema Inmunitario tiene diferentes órganos donde las células aprenden a qué patrones celulares o a qué patógenos hay que atacar y destruir. También tiene diferentes ‘bases militares’ o ganglios en el cuerpo donde se alojan las células que ya tienen conocimiento de a qué tienen que atacar y qué tienen que destruir. Luego, además, algunas células son los vigilantes que patrullan nuestra linfa, nuestros órganos y tejidos que se van a encargar de ir haciendo reconocimientos del estado de las células propias y pedir la documentación, tanto a células propias como a patógenos.

Nuestras células conviven con numerosas bacterias, virus y microorganismos que nuestro sistema inmune deja campar a sus anchas por el cuerpo porque realizan una función beneficiosa. Pero también es cierto que, si se sobrepasan en número y empiezan a generar una invasión, se activa la alarma del sistema inmunitario y comenzará a realizar una respuesta Inmunitaria.

Dentro del sistema inmune hay diferentes rangos de actuación. Hay células que realizan una respuesta inmune no específica, como cuando nos da fiebre y nos aumenta la inflamación, o una respuesta inmune específica, que es cuando se ataca a un patrón celular de un microorganismo concreto, ya sea un virus o una bacteria.

Una función cada vez más importante del sistema inmune es eliminar a las células cancerígenas. Ya que es, el sistema inmune, el encargado de reconocer a las células que se han vuelto tumorales y se están dividiendo de forma incontrolada por tener alterados sus genes. En este caso, el sistema inmune detecta que la célula tiene unos patrones y características tumorales y empieza la actuación para su eliminación. Así es como nuestro cuerpo mantiene controlado al cáncer.

Para que el sistema Inmunitario realice todas sus funciones de forma correcta y sin dejar escapar nada, es muy importante que esté fortalecido, esto es, que necesita tener unas cantidades correctas de nutrientes, sobretodo de vitaminas y minerales.  Ya que estos permiten la correcta maduración de las células que llevan a cabo estas funciones y, además, las vitaminas y minerales les otorgan efectividad a la hora de realizar las reacciones químicas y enzimáticas que necesitan para eliminar/matar a los patógenos dañinos o a las células en mal estado o cancerígenas.

Así que imagínate, ¿qué pasaría si consumiéramos pocas vitaminas y minerales, y tuviéramos un sistema inmune con baja capacidad para hacer su trabajo?

Lorena Carballo es Bióloga Molecular especializada en el Sistema Inmune.
Asesoramiento Nutricional personalizado.
Objetivo Nutrición Consciente

Nuestro cuerpo tiene un ‘ejército’ a su disposición
Comentarios