sábado. 26.11.2022
La opinión de
Alberto  Barciela

Alberto Barciela

Alberto Luis Barciela Castro, nacido el 9 de julio de 1962 en Chapela-Redondela, Pontevedra, en la actualidad es comunicador, escritor, poeta y empresario. Periodista, miembro del Colegio Profesional de Periodistas de España (N.R.P. 14.245), Miembro de Número de la Academia de las Ciencias y las Artes de la Televisión de España, miembro de la Sociedad Española de Autores y Editores, de la Mesa del Turismo de España y de la Asociación de Profesionales de Turismo de España, pertenece a la Asociación de la Prensa de Madrid (N. 1016) y a la Asociación de Periodista de Galicia (APG). Es colaborador del programa Gente Viajera de Ondacero, del Grupo Prensa Ibérica (“Faro de Vigo”, “La Opinión” de Coruña, “El periódico de Catalunya”, etc.), “El Correo Gallego”, “El Progreso”, Grupo La Capital ( “El Ideal Gallego”, “Diario de Arousa”, “Diario de Ferrol”, “Diario de Bergantiños, etc.), “Atlántico Diario”, y diarios digitales como “Aquí Europa”, “Galicia 24 horas”, “Galicia Única”, “Diario Luso-Galaico”, “El Trapecio”, “Mundiario” o “O Barbanza”. Muchos de sus trabajos han sido publicados en “ABC”, Grupo Joly o “La Región”o en la Revista de Pensamento e Cultura FerrolAnálisis, de la Asociación de periodistas de la Ciudad Departamental. Es miembro del Consejo Asesor de PTVD, Plataforma de Televisión internacional, de Canal Europa y de Canal Latino.

Galicia, realidade máxica baixo a chuvia

A realidade imponse como o fixo Santiago de Compostela ante o celebrado escritor naqueles tres días de choivas en Galicia, como a ledicia que lle infundiu ollar as rías de Vigo e Arousa, pasear Cambados ou a propia Illa da Toxa. Arroiaba entre ventos interminables, diluviaba con frescura como o fan as palabras ensartadas nos libros de Valle Inclán, Rosalía de Castro e de todos os poetas galegos. Manaba de xeito certo tal como nas fantasías marisqueiras que Álvaro Cunqueiro lle transmitira en Barcelona.

Árboles

El alcornoque del Monte de la Peneda, en Redondela, es un árbol de 20 metros de altura de la familia de las fagáceas, con la copa irregular, oscura, característica de la región mediterránea y, por lo tanto, no muy abundante en Galicia. ARCHIVO.
Estamos matando el Paraíso. Al menos el que conocemos, el que habitamos. Y sin vergel no habrá poesía, ni vida, siquiera manzanas con las que hacer brotar pecados de amor por el planeta azul y verde.

Basilio Losada, un polímata no paraíso

Basilio Losada.

In memoriam.

Un lancarés é un soñador, ten razóns para selo. Apelídense Castro ou Losada, chámense Anxo, Fidel, Raúl ou Basilio. Os nomes dos personaxes importan menos cás historias, cás biografías, que os feitos, salvo que aludan aos do lugar onde un naceu. Entón, só entón, pasan a ser un conxuro da nostalxia.

Basso, Pazos y Beny, el arte de dialogar

espacio Beny
En poco tiempo y en medio de una pandemia, el Espacio Beny ha conseguido establecer los lazos necesarios para que la ciudad de Vigo y el arte encuentren un nuevo escenario en el que conversar con provecho y disfrute. El centro se ha consolidado como referencial en la rica oferta viguesa, a pocos metros del Marco o de la Fundación Laxeiro, en la Casa das Artes, de los espacios y colecciones y exposiciones de AFUNDACIÓN o de la Fundación Penzol; de Galerías como Montenegro o la de Javier Teniente Gallery. Todo relativamente cerca, aunque distante en lo físico, del Pazo Quiñones de León o del Museo del Mar. 

Después de tantas cosas

20200630_191554_001-01-01-01-01
Tras comprobar que la vida era eso, lo otro, solo me ansia el gozar de más tiempo para compartir, en el convencimiento de que los otros existen y te hacen, en muchos modos te justifican, como las circunstancias. Me considero normalidad trabajada. Duermo bien, aunque pocas horas, cada vez menos. Soy muy exigente y curioso, leo y escribo mucho. Tengo buenas intenciones y supongo que insuficientes aciertos. Rezo con devoción, más no acato dogmatismos.

Cristóbal Gabarrón, peregrino entre Bueu y el Mundo

Alberto Barciela con Cristóbal Gabarrón.
Cristóbal Gabarrón acaba de inaugurar su “Museo Peregrino” con tres colecciones que dialogan perfectamente entre sí. Lo hizo hace unos días en el entorno natural del Sculpture Park Wesenberg, a 100 km de Berlín, en Alemania. Se trata de un conjunto de 25 esculturas policromadas, pertenecientes a las series Tao y Siega Verde.

El retrato del tiempo lento en Redondela

En realidad el protagonista es el fotógrafo. Todos le miran con la incredulidad de intuirse eternos. La pieza de ropa posada en el suelo, a la derecha, delata la incorporación última de un personaje necesario para la ocasión.

Manuel Patinha, la poesía de crear de un galaico-portugués

Manuel Patinha.
Manuel Patinha es un polímata del pueblo, un creador que ha sabido hacer aparente sencillez de los dominios de sus conocimientos en diversas materias, y que los sabe desarrollar hacia consecuciones cada vez más delicadas y minimalistas: el ser se aproxima al alma, la obra a la elegante sencillez, la reflexión a la plasmación de una verdad interior e intuitiva. El hombre permanece, sus hallazgos perfilan una punta de lanza, un ansia de vanguardia y la asunción de riesgos genuinos.

Laxeiro en el Museo de Bellas Artes de san Fernando de Madrid

Los artistas Llamazares, Leiro y nuestro colaborador Alberto Barciela.
El de Lalín es acogido en la segunda pinacoteca de España tras el Museo del Prado.Todo un hito que fue celebrado por una buena selección de representaciones y personalidades: Consejeros de Cultura de Madrid y Galicia, Marta Rivera de la Cruz y Román Rodríguez, con sus equipos, entre ellos Anxo Lorenzo, Director Xeral de Cultura; Miguel Santalices, Presidente del Parlamento de Galicia; los embajadores de Japón en España; el Embajador especial de Ciberseguridad, Nicolás Pascual de la Parte; la colectividad gallega en Madrid, Carlos de Blas y José Luis Pardo y su encantadora esposa Adela, la periodista Pilar Falcón o el escritor y ex ministro César Antonio Molina; diputados y senadores, y artistas como Francisco Leiro, Antón Lamazares, Antón Patiño y Menchu Lamas.

Laxeiro, un gallego en la eternidad del Arte

Alberto Barciela con Laxeiro. FOTOGRAFÍA GENTILEZA DE A. BARCIELA.
 “La retrospectiva busca divulgar el legado de Laxeiro fuera de Galicia”. La exposición reúne 40 piezas procedentes de coleccionistas privados y diversas instituciones. Las obras seleccionadas se centran en las dos décadas (1950-1970) en las que Laxeiro se instaló en Buenos Aires, “considerada su etapa de madurez con una notable evolución formal en su pintura, condicionada por el contacto con un mundo cosmopolita y con el ambiente intelectual gallego de la capital argentina”, en palabras del comisario de la muestra Carlos L. Bernárdez.

Eduardo Barreiros, un comic sobre un gallego universal

El Museo cuenta con un espacio expositivo de 800 metros cuadrados alberga una colección estable y un importante fondo documental, conseguidos a través de donaciones, compras y objetos pertenecientes a la familia Barreiros. Concebido como aportación para la educación de las nuevas generaciones, la colección se muestra en un espacio interactivo, adaptado para los invidentes tras un acuerdo con la ONCE, de tal manera que los visitantes pueden acceder y tocar los diferentes objetos expuestos, incluidos coches, camiones y tractores.

Olegario Vázquez Raña, un campeón vital

La Toja. 10 de agosto de 2019. ARCHIVO.
Después de dirigir la Federación Internacional de Tiro Deportivo (International Shooting Sport Federation) durante 38 años, Olegario nos regala un libro “Mi vida en el deporte”, que supone un exhaustivo repaso por la enorme trayectoria profesional, deportiva y personal de un polímata. Quizás posea el currículum más amplio y relevante de cuantos descendientes de gallegos han sido. Nadie se ha relacionado con tantas personalidades, desde Papas, Cardenales, Reyes, Emires, Presidentes, militares, empresarios, premios Nobel, miembros del Comité Olímpico Internacional, intelectuales, artistas, deportistas. 

El arte de la familia Regojo

Pedro Regojo y su esposa, Poti, en Pazo Santa Teresa, Redondela (2019).
Nadie olvida los éxitos de Pedro Regojo -que acordó con Salvador Dalí otorgar nombre a unas camisas de rotundo éxito, o la fundación de la Sociedad Atlética Redondela (SAR)-, o los de su hermana Teté o los de su hija Belén. Aun hoy, un nieto de don José, Alejando Marques de Magallanes, hijo de Adriano y de Rita - imborrable fundadora de Aldeas Infantiles en Galicia-, sigue liderando Partenón, una textil de prestigio mundial.

Turismo, administrar el éxito

fotos recurso aeropuertos
aeroporto santiago de compostela
turismo
Cada rincón de esta piel de toro se adentra en la Historia con mayúsculas, en la cultura, en el arte. Nada nos es ajeno, la tradición religiosa, con sus procesiones, las fiestas populares, los mejores museos. Incluso en el deporte avanzamos con los vientos o las mareas, nos deslizamos por nieves o ríos, en parajes únicos, disfrutamos de aguas termales y una fabulosa oferta de golf, puertos deportivos, montaña... Ofrecemos las mejores instalaciones hoteleras, grandes restaurantes, maravillosas tabernas y bares, gozamos de trenes de alta velocidad, modernas autovías y autopistas, aeropuertos. 

Córdoba, un lugar llamado tiempo

Me quitó el sombrero al cruzar el río por el puente romano, sobre el majestuoso Guadalquivir; ante el Cristo de los Faroles, al entrar en la mezquita catedral por el Patio de los Naranjos, al visitar a las vírgenes del alma, como la del Socorro; al zambullirme en calles como la del Pañuelo, con un fondo de rumor de agua y su nuevo hotel de ensueño; en plazas como las de la Calahorra, la Corredera, las Tendillas, del Potro, de los Capuchinos; en el barrio de la Judería; en cada uno de sus patios -tan bellos como el del Hotel El Conquistador-, entre rejas y balcones.

Málaga, Expo 2027, la era urbana

Barcos Óptimis al fondo y Junco Chino entrando por la bocana malagueña.
Se produce una cierta fascinación entre la ciudad y la palabra. Esta última se asombra de aquella. Estamos ante la definición superada por la realidad, la semántica elogiosa se muestra casi insuficiente. Todo se compensa. Allí, lo grato a la vista se impone en el bienestar sentido. La oportunidad disfrutable surge por doquier, en una terraza, o en un museo, o en un teatro, o en un festival de cine, o en un paseo o en una cita gastronómica. 

Florencio Delgado Gurriarán, letras desde o exilio

Gurriaran
A terra chama o home, rescata ao poeta. A nave do esquecemento convértese en memoria ateigada de arrecendo de vocación política, de compromiso, esencialmente galeguista, de nostalxias pero tamén das distancias forzadas, de evocación necesaria. Florencio Delgado Gurriarán está entre nós para percorrer de novo a Galicia Infinda, editada por Galaxia nunha primeira recalada no país, alá por 1963, esa Galicia que nas súas verbas “é mais que toda a terra”.

Madrid, castiza, cosmopolita, mestiza

Madrid.
Hoy es mayo de Madrid. Goya se cruza con Velázquez, y parecen querer charlar en la esquina de FCN, en donde se reproducen las obras, ya sin el aura del Siglo de Oro, de tantos artistas de vanguardia. La masa alcanza lo excelso por apenas unos euros.

Portugal, el trascendente sosiego de una revolución única

Pocos pueblos han sabido llorar como el portugués. Saben lo que han perdido, como Brasil, como los gallegos con la emigración... pocos más se han derramado con mejor entendimiento. Y entonces el alma se hace melancolía, morriña, nostalgia, lírica, poética, canto, himno, fado, literatura proclamada desde lo hondo, saudade.

Al leer algo queda

Leemos para ser mejores, para entender, para sumar a nuestro saber perspectivas distintas, a veces incluso distantes en lo cultural, en lo geográfico o en lo temporal, pero con la predisposición a avanzar, a través de la belleza expresiva, en laberintos de hallazgos filosóficos o sencillamente estéticos, bordeando los límites del saber humano, exaltándonos con significados requebrantes de lo conocido, sinuosos, atractivos para el ser curioso.